La caída de un cacique

Tras más de 20 años al frente de la municipalidad guaynabeña, Héctor O’Neill renunció ayer a su cargo en medio de una investigación por parte de un panel del Fiscal Especial Independiente

Por Metro Puerto Rico

El alcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill renunció finalmente a su cargo luego de meses de estar bajo fuego por una transacción con la que puso fin a una querella de agresión sexual.

El secretario general del Partido Nuevo Progresista (PNP), June Rivera, confirmó que de la alcaldía le notificaron sobre la renuncia del alcalde O’Neill. La carta de renuncia habría sido entregada a Javier Capestany Figueroa, presidente de la Legislatura municipal de Guaynabo, poco antes de las tres de la tarde y es retroactiva al 24 de mayo. En la misiva se hace referencia a la Ley de Municipios Autónomos, a que se marcha tranquilo por el trabajo realizado y a que no se apropió de fondos públicos, según una fuente de Metro.

El proceso para llenar la vacante será mediante una primaria. El partido tiene 60 días para completar el proceso.

La fuente de Metro aseguró que desde el domingo se había notificado que la renuncia se presentaría a principios de la semana. Según la fuente de este diario, la decisión se precipitó por una segunda querella ante la Unidad de Procesamiento Administrativo Disciplinario (UPAD), el brazo administrativo de la Oficina del Panel del Fiscal Especial Independiente (FEI). “Aparentemente, se avecinaba un proceso de destitución y ante esto se toma la decisión de renunciar”, dijo la persona ligada al municipio.

El pasado 24 de mayo, el FEI suspendió sumariamente a O’Neill por recomendación de la UPAD. La semana pasada surgieron versiones de que el alcalde renunciaría, pero su abogado  Joaquín Monserrate Matienzo negó esas versiones de fuentes de Wapa Televisión.

El gobernador Ricardo Rosselló pidió la renuncia del poderoso alcalde desde el 5 de marzo pasado, luego de una conferencia de prensa en la que este admitió la transacción de una querella de agresión sexual. O’Neill trató en ese momento el asunto como uno privado, pues dijo no utilizó fondos públicos para transar la querella de una mujer policía del municipio. En aquel momento, el alcalde O’Neill se limitó a ceder sus puestos dentro del Partido Nuevo Progresista. Más adelante,  Justicia lo refirió a la Oficina del Panel sobre el FEI, con un informe que señalaba que el alcalde pudo haber incurrido en 20 violaciones de ley contra dos víctimas.

Al momento han mostrado interés para aspirar a la alcaldía de Guaynabo los legisladores novoprogresistas Antonio “Tony” Soto y Carmelo Ríos, además del exrepresentante Ángel Pérez.

Renuncia de O’Neill no ha llegado a La Fortaleza

Por su parte, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares manifestó que “la renuncia que el alcalde Guaynabo, Héctor O’Neill, hace efectiva a su cargo es el proceder que corresponde y que le solicitamos públicamente tan pronto trascendió la información en que se fundamentó su referido a la Oficina del Fiscal Especial Independiente”. Aunque La Fortaleza no ha recibido constancia oficial de la renuncia reportada por todos los medios de comunicación, el gobernador Rosselló Nevares agregó que “el señor Héctor O’Neill tiene derecho a un debido proceso de ley”. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo