Denuncian recortes a ASES ponen en peligro miles de empleos

Así lo anunció la Asociación de Laboratorios Clínicos en un comunicado de prensa

Por Metro Puerto Rico

La Asociación de Laboratorios Clínicos (ALC) abogó hoy por la contratación de una sola aseguradora para operar el sistema público de salud y eliminar a los intermediarios administrativos para lograr economías de sobre $500 millones.

La licenciada Alba I. Rivera Torres, presidenta de la ALC, así lo recomendó como alternativa al presupuesto sometido a la Legislatura por el gobernador Ricardo Rosselló Nevares el pasado 31 de mayo.

Rivera Torres denunció que los recortes implicarían el cierre de laboratorios clínicos, la pérdida de 3,000 empleos y el deterioro en la accesibilidad y calidad de los servicios, afectando así a todos los ciudadanos, incluyendo a los suscriptores de Mi Salud y los que cuentan con planes médicos privados.

Describió esto como un atentado a los subscriptores de salud y sus proveedores de servicios a cambio de continuar subsidiando económicamente a las aseguradoras.

Hasta el momento, ni el Departamento de Salud ni la Administración de Servicios de Salud (ASES) han informado sobre los recortes propuestos a los laboratorios clínicos ni a otros proveedores.

La ALC se enteró del asunto al examinar el presupuesto recomendado por ambas entidades.

Según el plan fiscal sometido por la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (AAFAF) el pasado 28 de febrero, mientras el programa federal Medicare aumentó las tarifas a proveedores para el año 2017 para compensar en las alzas de los costos de vida, el Gobierno de Puerto Rico pretende pagarle sólo el 70 por ciento de las tarifas de 2015. (Según página 50 del documento de presupuesto de AAFAF)

De acuerdo a las proyecciones de la AAFAF, ASES pretende mantener unos precios por debajo del costo durante un periodo de diez años sin incluir los aumentos por inflación, el reemplazo de equipo capital y mejoras a las facilidades de proveedores de salud.

¨Estamos profundamente preocupados por el propuesto recorte a la tarifa de los servicios, que lo único que provocará es el cierre de laboratorios clínicos, la pérdida de sobre 3,000 empleos y sobre todo limitar el acceso a los servicios a los pacientes¨, advirtió Rivera Torres en un comunicado de prensa.

Añadió que ¨es por esto que nuestra Asociación está cursando una carta hoy a los presidentes de los cuerpos legislativos, al Secretario de Salud y a la Directora Ejecutiva de ASES, donde recomendamos como medida de ahorro la contratación de una sola aseguradora¨.

¨Actualmente, nos está costando sobre $500 millones al año este subsidio a las aseguradoras en alegados gastos administrativos¨, enfatizó. ¨Con esta economía, no habría necesidad de recortarle a las tarifas de los servicios de laboratorios y otros proveedores de salud¨.

La presidenta de la ALC afirmó que la ASES debería procurar su economías mediante la fiscalización del fraude y abuso al Plan de Mi Salud, en el que las aseguradoras tienen subscriptores simultáneamente en planes privados y el gubernamental.

Rivera Torres denunció que se estima que el 20 por ciento del presupuesto de Mi Salud se pierde en el fraude y el abuso por parte de algunos de sus beneficiarios, proveedores, intermediarios y las mismas aseguradoras.

La líder de los dueños de laboratorios clínicos recordó que la administración de la gobernadora Sila María Calderón estimó que la cubierta de salud se le otorgó a más de 200,000 personas inelegibles pero nada se hizo al respecto para así beneficiar a las aseguradoras.

Por tal razón, Rivera Torres recomendó en el parte de prensa que se sancione con la devolución del dinero recibido a las aseguradoras que a sabiendas recibieron simultáneamente pagos de ASES y de los mismos pacientes subscriptores de planes privados.

La presidenta de la ALC propuso, además, que se someta a las aseguradoras a una auditoría realizada por compañías externas libres de las influencias de aquellas. Explicó que se supone que la Oficina del Comisionado de Seguros (OCS) realice estas auditorías accediendo directamente a los libros de las aseguradoras pero ha incumplido con esta obligación ministerial durante décadas.

Además, las leyes federales establecen que las aseguradoras contratadas por el gobierno limiten el uso de fondos federales para gastos administrativos y ganancias a un 15 por ciento, lo que no está ocurriendo y ni ASES ni la OCS está fiscalizando.

Agregó que las autoridades gubernamentales tampoco están exigiendo a las aseguradoras contratadas que cuenten con reservas económicas para pagarle a tiempo a los proveedores de salud por sus servicios ni que cumplan con los requisitos de las solicitudes de propuestas para sus contratos (RFP, por sus siglas en inglés).

¨Con este presupuesto y cambios al sistema de Mi Salud, nos sentimos defraudados por el Secretario de Salud, quien se mantuvo firme en que no habría cambios hasta el año próximo con la implementación del nuevo modelo de Región Única, según el compromiso del Gobernador¨, sostuvo Rivera Torres.

En Puerto Rico operan más de 700 laboratorios clínicos, de los cuales casi 200 están afiliados a la ALC.

Si se mantienen los recortes propuestos por el Departamento de Salud y ASES, sólo permanecerían operando los laboratorios de referencia, según Rivera Torres. Además, se afectarían otros servicios, tales como farmacias de comunidad y radiología.

 

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo