“Devastado”, padre de quinceañera que murió en accidente aéreo en Piñones

“El papa lucía devastado, no tenía muchos detalles del incidente... y hacía muchas preguntas sobre la nave en la que viajaba su hija (de 15 años)”, explicó el secretario de Estado, Luis Rivera Marín

Por Juan Carlos Melo

El padre de la menor que murió en la avioneta que se estrelló ayer en la playa The Reef en Piñones, se mostró consternado cuando acudió al Instituto de Ciencias Forenses (ICF) a identificar el cuerpo de su hija.

Así lo contó a Metro el secretario del Departamento de Estado, Luis Rivera Marín, quien acompañó hasta el lugar a John Reed, padre de la quinceañera identificada como Nolly Catherine Reed.

“Yo recibí al papá de la nena en el aeropuerto y fuimos a Ciencias Forenses a identificar el cadáver, le estaban realizando la autopsia”, dijo Rivera Marín.

“El papa lucía devastado, no tenía muchos detalles del incidente, vino acompañado de un amigo y hacía muchas preguntas sobre la nave en la que viajaba su hija (de 15 años)”, agregó el secretario de Estado.

Añadió que en el día de hoy le entregarán el cuerpo, el cual será hoy mismo trasladado al estado de Georgía.

De acuerdo con Rivera Marín eran seis las personas que estarían trasladándose a Culebra. La avioneta realizaría dos viajes.

El primero fue abordado por Scott Edisson, de 48 años, su hija Casey Ellyson, de 14 años; y la quinceañera, quien murió al no poder ser sacada de la aeronave.

“En tierra, esperando el segundo vuelo se quedaron: la abuela, la mamá y una amiga de la que sobrevivió, que ya se encuentra en el Hospital Pediátrico de Centro Médico”, contó Rivera Marín.

Sobre el estado de salud del adulto y del piloto, Rivera Marín declaró que el primero se encuentra recluido en el área de intensivo del Centro Médico en Río Piedras, ya que presentaba quemaduras en el 40 % de su cuerpo.

En cuanto al piloto, José Díaz Cotto, de 22 años y residente en Caguas, este ya fue dado de alta. Inicialmente presentaba quemaduras de primer grado y fracturas en la pelvis y el fémul, se indicó.

Respecto a la aeronave que se estrelló, una Pipper 23 de dos motores de 1975 de Air America, el coordinador de rescate de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Aemead), Nino Correa, dijo a Metro que las autoridades están próximo a sacarla del agua.

La compañía a cargo de realizar las labores es Sea Tone.

Explicó que desde tempranas horas de la mañana de hoy, personal de la empresa estuvo destacado en el área detallando las estrategias para retirar la aeronave.

“Ya habían contenido el pequeño derrame de combustible que hubo en la playa y se espera que no haya ningún otro cuando saquen la nave”, destacó Correa.

Agregó que la nave, será llevada al muelle de FURA en Piñones y posteriormente a Isla Grande.

Correa indicó que al momento no se conocen las razones del accidente “algunos de los testigos dijeron que se escuchó una explosión antes de que la nave cayera al agua, pero las causas se están investigando”.

Sobre ese particular, Rivera Marín agradeció a las personas (Chente Quilichini y Ralph González), que socorrieron a los tripulantes y lograron salvar tres vidas. No descartó realizarle un homenaje en la agencia que lidera durante esta semana.

Loading...
Revisa el siguiente artículo