El RiskMap 2017 presenta las amenazas para el mundo este año

La consultora internacional de riesgos y estrategias especializada en política, negocios y seguridad llamada Control Risks ha lanzado su nforme anual sobre las amenazas con las que el mundo tendrá que lidiar en 2017. Metro investiga.

Por Felipe Herrera Aguirre

Para “reducir la incertidumbre de principios de año”, la consultora especialista en riesgos Control Risks ha publicado recientemente el informe RiskMap 2017. Este se enfoca en cuatro puntos clave en distintas regiones y países del mundo: Estados Unidos, Europa Central y del Este, Corea del Norte y el Medio Oriente.

Después de las sendas derrotas del avance populista en los Países Bajos y en Francia, y con los primeros meses de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, la consultora hace un pronóstico sobre los riesgos que el mundo tendrá que enfrentar este año.

“Uno de los grandes cambios fue la evolución de Donald Trump, al pasar de candidato a presidente”, explica a Metro Charles Hecker, socio mayoritario de Control Risks.

“Por ejemplo, al principio de su administración, había mucha preocupación sobre el potencial daño sobre las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China. Ahora vemos que una guerra comercial entre estos países es muy improbable, tanto por factores políticos como económicos”.

gettyimages628833102.jpg

 

Uno de los grandes cambios fue la evolución de Donald Trump, al pasar de candidato a presidente”.

Y mientras la corrupción se ha asentado en los países de Europa Central y del Este después de su ingreso a la Unión Europea, Corea del Norte y su programa nuclear y el Medio Oriente con las tensiones entre Irán y Arabia Saudita, y el rol que Estados Unidos pretende jugar en la región, además de la guerra de Siria, donde Rusia se ha transformado en un actor relevante, son los otros focos de riesgo que serán noticia permanente este año.

“El país al que hay que observar durante los próximos meses es Iraq, donde la exitosa contraofensiva del Estado Islámico llevará probablemente a una carrera por el control de las áreas liberadas entre las facciones armadas y los distintos actores de la región”, asegura Hecker.

Y agrega: “Es probable que las pérdidas de territorio lleven al Estado Islámico a usar tácticas terroristas más convencionales, las que harán que haya más ataques tanto en Iraq como en el resto del mundo, donde la organización sigue intentando consolidar su presencia y mejorar sus capacidades”.

“Continuarán los conflictos en Medio Oriente”

i2ivyufs.jpg

Charles Hecker

Socio mayoritario de Control Risks

¿Cuáles son las principales actualizaciones del RiskMap 2017?

– Una de las principales actualizaciones del RiskMap 2017 es la reducción de la incertidumbre que vimos a comienzos de año. La trayectoria de la presidencia de Trump se ha convertido en algo más definible y más fácil de anticipar, y ya pasadas las elecciones de Francia y de los Países Bajos, hemos visto un descenso de la amenaza del populismo en Europa, aunque eso no significa su desaparición de la escena política.

La situación de Corea del Norte es especial. ¿Cómo podrían solucionarse los problemas en la región?

– Por el momento, en Control Risks creemos que la solución a la crisis de la península de Corea pasa por los actores políticos, principalmente por China y Estados Unidos.

Ya pasadas las elecciones de Francia y de los Países Bajos, hemos visto un descenso de la amenaza del populismo en Europa, aunque eso no significa su desaparición de la escena política”.

¿Cuáles son los principales riesgos locales en el área de los negocios está enfrentando en Estados Unidos después de que Donald Trump asumiera la presidencia?

– Por el momento, podemos predecir que el panorama para los inversores extranjeros en Estados Unidos sigue siendo favorable. Haciendo dicho esto, hay algunos nuevos riesgos por los que las compañías deberían preocuparse. Creemos que hay un riesgo en el ambiente regulatorio de Estados Unidos que podría ser politizado, particularmente en relación a los grandes inversores extranjeros en las áreas que el país considera estratégicas.

¿Cuáles son los principales factores que hacen que los países de Europa Central y del Este sigan siendo corruptos?

– Una regulación débil e instituciones ineficaces hacen que los países de esta región sean particularmente vulnerables a la corrupción. Aunque existen leyes anticorrupción, no hay esfuerzos consistentes y las instituciones no son lo suficientemente fuertes como para hacer fiscalizaciones eficientes a aquellos que ocupan el poder. Además, la corrupción está atrincherada, incluso desde antes de 1989, entre la clase política y empresarial, quienes se han visto directamente beneficiados por las prácticas corruptas en privatización, la contratación pública y las asignaciones de fondos de la UE.

¿Por qué, a pesar de los esfuerzos constantes, se ha logrado tan poco en contra de la corrupción en los países del Este miembros de la Unión Europea?

– Muchas de las reformas anticorrupción que pedía la UE a estos países para poder ser miembros fueron adoptadas solo con ese fin. La clase política no buscaba necesariamente introducir grandes cambios en la cultura política, especialmente porque eran los que más iban a perder si es que las relaciones entre la política y los negocios salían a la luz. Ellos quieren continuar manteniendo las relaciones clientelistas para distribuir recursos y favores a sus partidarios. Estas redes, las que están perpetuadas por la corrupción política, son cruciales para conseguir victorias y mantenerse en el poder, y es muy poco probable que sean desmanteladas por presiones externas, ni siquiera por las de la Unión Europea.

¿Qué podemos esperar de la situación en el Medio Oriente?

– Como Control Risks hemos anticipado que es muy probable que se mantenga el acuerdo nuclear entre Estados Unidos e Irán durante el gobierno de Donald Trump. Esto, después de la reciente decisión del gobierno estadounidense de renovar la renuncia a las sanciones relacionadas con el tema nuclear contra Irán, lo que influyó a la reelección de Rouhan como presidente. Las relaciones entre Arabia Saudita e Irán continuarán siendo tensas, ya que hay poca voluntad entre las partes para llegar a acuerdos.

Aunque creemos que cualquier confrontación directa entre las dos potencias regionales sigue siendo improbable, su rivalidad continuará siendo factor en disputas de poder en toda la región, y mientras las dos potencias regionales compiten por una mayor influencia en el extranjero continuarán los desacuerdos en temas relacionados al petróleo entre los países de Oriente Medio. Esta rivalidad, junto con el complejo juego de las grandes potencias en los conflictos en la región, significará que no sea posible una resolución inmediata para los conflictos en Siria y Yemen.

Loading...
Revisa el siguiente artículo