Nuevos preacuerdos podrían ponerle fin a la huelga en UPR

De los preacuerdos se desprende un pedido para que la universidad sea considerada por “los organismos pertinentes” como un servicios esencial para el país.

Por Ronald Ávila Claudio

Las conversaciones para ponerle fin a la huelga en la Universidad de Puerto Rico (UPR) continúan. Aunque en días pasados el panorama de la institución se complicó, luego de la renuncia de Nivia Fernández, expresidenta interina y tres miembros de la Junta de Gobierno (JG), el Comité de Diálogo Multisectorial ha continuado los trabajos.

El grupo compuesto por profesores, estudiantes y rectores del primer centro docente del país, logró enmendar los preacuerdos que recogen los reclamos de quienes apoyan la huelga para ponerle fin al conflicto, luego de que los movimientos estudiantiles de los diferentes recintos y unidades del sistema universitario rechazaron el primer pacto propuesto por este equipo.

El segundo borrador solicita que la administración universitaria, en los años venideros, no implante un alza de matrícula a los costos de estudio y que no imponga ningún tipo de cuota al estudiantado. Aunque se mantiene el ajuste escalonado ya vigente desde el 2016 de una subida anual de 4% al costo del crédito. Asimismo, los alumnos reclaman que se mantengan las exenciones de matrícula.

De la misma forma, una vez ratificados los acuerdos la UPR se compromete a apoyar y colaborar con las labores de la Comisión Ciudadana para la Auditoría Integral del Crédito Público.

El Comité Multisectorial también determinó que la administración universitaria deberá expresarse públicamente en rechazo a cualquier tipo de recorte al presupuesto de la universidad.

También, el cuerpo de gobernanza del primer centro docente debe posicionarse en contra de la eliminación o privatización de unidades y recintos del sistema, así como solicitar a la Asamblea Legislativa que la reforma universitaria sea gestionada por la comunidad de la UPR.

De los preacuerdos se desprende un pedido para que la universidad sea considerada por “los organismos pertinentes” como un servicios esencial para el país.

El comité vislumbra no sancionar a los alumnos que participan de las actividades de la huelga, aunque sean imputados por algún delito a nivel del Estado.

Finalmente, se mantendrá activa, con representación de toda la comunidad de la UPR, la mesa del Comité de Diálogo Multisectorial.

Actualmente, varios sectores han descrito a la UPR como un ente “acéfalo”, pues su JG no cuenta con el quórum necesario para tomar decisiones, incluyendo elegir un nuevo presidente interino.

De acuerdo a la ley universitaria, la JG debe estar compuesta por 14 personas, siendo 8 las necesarias para ratificar decisiones.

Aunque no hay JG para certificar los acuerdos del Comité Multisectorial, el rector de la UPR en Humacao y actual líder del grupo de trabajo, José Encarnación, afirmó que espera sean acogidos por los nuevos miembros del ente de gobernanza de la institución, una vez sean nombrados por el Gobierno Central y ratificados por el Senado.

“Yo no vislumbro conflicto porque estas personas si fueron nombradas por el gobernador quiere decir que ellos están conscientes de la situación de la universidad y que vengan como facilitadores de la estabilidad universitaria. Confío en que el gobernador ha conseguido personas que entienden el escenario en que estamos. Infiero de forma optimista que su aceptación [a una silla en la JG] es un indicador de entendimiento”, sostuvo Encarnación.

“No damos por sentado que los acuerdos se aceptarán. Hemos adelantado el proceso y pienso que hay un asunto procesal de estructura que es natural que nos ocupe que es el hecho que hace falta completar el quórum de la JG”, agregó.

Al tiempo el doctor en educación confirmó a Metro que la Hermandad de Empleados no Docentes no participó en la preparación de estos nuevos acuerdos, aunque son bienvenidos para cuando deseen sentarse a negociar.

Luego de que los recintos de Río Piedras, Ponce, Carolina, Arecibo, Humacao, Mayagüez y Bayamón se expresaron en contra de los primeros acuerdos, el presidente de la HEEND, José Torres, renunció.

Los estudiantes de la UPR decretaron una huelga en repudio a las medidas de austeridad impuestas por el gobierno de Ricardo Rosselló y la Junta de Control Fiscal.

En respuesta a la huelga, los estudiantes Anamar Menéndez González, Carlos Villegas del Valle, Edwin Rivera Otero, Gabriela Firpi Morales y Rosaima Rivera Serrano demandaron a la Administración Universitaria con la intención de restablecer las labores académicas.

El reclamo de los 5 estudiantes fue avalado por el Tribunal de Apelaciones el 5 de mayo, cuerpo que ordenó comenzar con el calendario y las labores académicas del Recinto de Río Piedras a más tardar el 11 de mayo a las seis de la mañana.

Luego de verse imposibilitados de cumplir con la orden judicial, la expresidenta Fernández dejó su cargo, así como Fran Catalá, Carlos del Río y Carlos Pérez su silla en la JG.

Loading...
Revisa el siguiente artículo