Gobernador no ha recibido renuncias de la Junta de Gobierno de la UPR

Así lo confirmó a este medio el subsecretario de prensa de Ricardo Rosselló

Por Metro Puerto Rico

El gobernador Ricardo Rosselló no ha recibido las cartas de renuncia de los tres miembros de la Junta de Gobierno (JG) de la Universidad de Puerto Rico (UPR), quienes en el marco de un pleito legal abandonaron sus sillas en el máximo cuerpo de gobernanza del primer centro docente del país el pasado martes.

Rafael Josue Vega, subsecretario de prensa de la Fortaleza, confirmó a Metro la información. Se trata de Carlos Pérez, expresidente de la JG, Carlos del Río, exvicepresidente y Frank Catalá.

El mismo día en que se presentaron las dimisiones, Nivia Fernández, expresidenta interina de la institución, así como el resto de la administración universitaria, tenían que presentar ante el Tribunal de San Juan un plan para acabar de inmediato la huelga estudiantil en el Recinto de Río Piedras de la UPR.

Luego del fracaso de un proceso de mediación, el rechazo de la Policía para abrir los portones, así como de compañías de seguridad privadas, Fernández se vio imposibilitada de cumplir con el Ministerio Público. Por tal razón, la expresidenta interina renunció a su cargo, evitando ser declarada en desacato y enfrentar una posible pena de hasta seis meses de cárcel.

Horas antes de abandonar sus funciones como presidente de la JG, Pérez aceptó la renuncia de Fernández.

Tras las dimisiones la JG quedó sin quórum para tomar decisiones y elegir a un nuevo presidente interino que responda ante los tribunales. Son necesarias 8 personas -de 14- para conformar el quórum del ente de gobernanza.

De la misma forma, Carlos del Río, exvicepresidente de la JG, se reunió ayer con el Comité de Diálogo Multisectorial en calidad de “observador” para buscar una solución al conflicto huelgario. El colectivo compuesto por estudiantes, profesores y rectores del sistema universitario consiguió enmendar los preacuerdos que fueron rechazados el pasado fin de semana por los movimientos estudiantiles de los diferentes recintos y unidades del sistema.

En los preacuerdos la universidad se compromete -entre otras cosas- a no sancionar los estudiantes que participen de la huelga, mantener las exenciones de matrícula y no aumentar los costos de estudio.

El Recinto de Río Piedras de la UPR cesó operaciones el pasado 28 de marzo, cuando sus estudiantes proclamaron un paro en la Asamblea General. Luego, el 6 de abril, comenzaron una huelga indefinida en repudio de las medidas de austeridad impuestas por el gobierno de Ricardo Rosselló, que contemplan una reducción al presupuesto universitario de $512 millones.

En respuesta a la huelga, los estudiantes Anamar Menéndez González, Carlos Villegas del Valle, Edwin Rivera Otero, Gabriela Firpi Morales y Rosaima Rivera Serrano demandaron a la Administración Universitaria con la intención de restablecer las labores académicas.

El reclamo de los 5 estudiantes fue avalado por el Tribunal de Apelaciones el 5 de mayo, cuerpo que ordenó comenzar con el calendario y las labores académicas del Recinto de Río Piedras a más tardar el 11 de mayo a las seis de la mañana. Hasta el momento esto no ha sucedido.

Hoy los alumnos del campus riopedrense se encuentran reunidos en una asamblea estudiantil que podría definir el futuro de la huelga.

Metro solicitó expresiones a la Junta de Gobierno de la UPR sobre este asunto, pero al momento de publicar este escrito no había recibido respuesta.

Loading...
Revisa el siguiente artículo