Donald Trump reitera sus prioridades fiscales

Casa Blanca presentó hoy su plan presupuestario, con recortes en asistencia social y aumentos en Defensa

Por David Cordero

Aunque el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se encuentra fuera del país en su primer viaje al exterior como mandatario, su equipo de trabajo presentó hoy su plan presupuestario para el año fiscal federal 2018.

Como se había previsto, la propuesta subraya considerables recortes, principalmente en programas de asistencia social, pero dejando claras las prioridades en Defensa y Seguridad Nacional.

Entre los recortes más significativos, se propone un recorte de 13.2% al Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano, es decir, $6.2 mil millones menos. Del mismo modo, en la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), Trump pidió una reducción de 31.4%, es decir, $2.5 mil millones menos en su asignación.

Asimismo, Casa Blanca propone un recorte de 29.1% al Departamento de Estado y Ayuda Internacional, una reducción de $11.5 mil millones.

Otros recortes:

• 19.8% menos al Departamento del Trabajo

• 3.8% menos al Departamento de Justicia

• 13.5% menos al Departamento de Educación

• 12.7% menos al Departamento de Transportación

Por otro lado, Trump propuso un aumento de 6.8% al Departamento de Seguridad Nacional ($2.8 mil millones), 5.8% adicional al Departamento de Asuntos de los Veteranos ($4.3 mil millones) y 10.1% adicional al Departamento de Defensa ($52.7 mil millones). Cabe señalar que en el 2017 se le asignaron $521.8 mil millones a Defensa.

La propuesta también incluye $2.6 mil millones para un muro en la frontera con México y durante los próximos 10 años, al menos $600 mil millones en Medicaid, $193 mil millones menos en cupones de alimentos y $143 mil millones menos en programas de préstamos estudiantiles.

No obstante, en entrevista previa, el profesor de ciencia política, Ángel Rosa, dijo que prevé que las propuestas de Trump no prosperarán en el Congreso y que la dirección de las negociaciones girará en torno a reducir la cifra de recortes.

“Los recortes a Medicaid, a cupones de alimentos, son asuntos sobre los cuales este Congreso se ha ido expresando en la medida en que esas iniciativas se han ido discutiendo, y Trump no ha podido convencer al Congreso de nada de eso hasta este momento”, indicó el analista político.

El presupuesto federal debe ser aprobado por el Congreso y entraría en vigor el 1ro de octubre de 2017.

El impacto en Puerto Rico

Como jurisdicción estadounidense, Puerto Rico también se vería afectado por los recortes presupuestarios federales.

“El presupuesto federal entra en vigor el primero de octubre. Así que sería en el mes de septiembre, ya mediados o finales, que sabríamos cuál sería el impacto real sobre Puerto Rico, porque eso va a ser producto de una negociación bien intensa”, sostuvo el profesor Rosa.

En Puerto Rico, datos oficiales apuntan a que casi 1.3 millones de personas reciben ayuda económica mediante el Programa de Asistencia Nutricional. En promedio, una familia de cuatro personas recibe $240 mensuales.

Asimismo, las meras propuestas de Trump de recortes en salud dificultan la tarea de Puerto Rico, que necesita aún $600 millones adicionales en Medicaid para cubrir gastos del sistema de salud durante el próximo año fiscal 2018.

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares dijo ayer que no cree que al final el presidente Trump logre su propósito. “Precisamente, esta semana vamos para Washington e incluiremos ese tema en la agenda. Lo cierto es que, como hemos visto en el pasado, la administración ha hecho unas propuestas iniciales y no se materializan”, dijo el gobernador a preguntas de la prensa.

Vea también:

Loading...
Revisa el siguiente artículo