Instan a estudiantes a aceptar acuerdos para acabar huelga

Estudiantes de siete unidades del primer centro docente del país rechazaron los preacuerdos que pondrían fin al conflicto.

Por Ronald Ávila Claudio

La posibilidad de terminar la huelga de la Universidad de Puerto Rico (UPR) hoy lunes se apagó. Y es que los movimientos estudiantiles de siete recintos del sistema universitario rechazaron los preacuerdos alcanzados por el Comité de Diálogo Multisectorial, ente que busca una solución al conflicto institucional.

Ante esto, miembros del comité reaccionaron con desconcierto y preocupación, al tiempo que recomendaron a los alumnos reconsiderar su posición.

“Nosotros alcanzamos el acuerdo más extraordinario al que se puede llegar en estas circunstancias. […]
Los estudiantes terminan arriba en sus demandas”, afirmó José Torres, presidente de la Hermandad de Empleados Exentos no Docentes (HEEND).

Torres hizo un llamado a los alumnos a informarse y a analizar los acuerdos sin “apasionamiento”.

Entre los aspectos incluidos en el pacto se contempla que no haya aumentos de matrícula para el próximo año fiscal ni la eliminación de las exenciones. Además, la Universidad se comprometió a no penalizar a los estudiantes que mantienen clausurados los recintos.

Por su parte, el rector de la UPR en Humacao, José Encarnación, reconoció que el comité no esperaba ­ —con los preacuerdos— solventar el problema de la UPR. Sin embargo, el catedrático tenía la esperanza de que a partir de lo conseguido “vendrían otros diálogos; el rechazo de plano no hay forma de entenderlo”.

Las razones para desaprobar los preacuerdos, según varios estudiantes, responden a que no suponen una solución a largo plazo, sino solo para el próximo año.

“Aunque los preacuerdos disponen que no se contemplarán aumentos de matrícula ni eliminación de exenciones, ahora deja en incertidumbre los próximos años”, dijo Marc Fontánez, miembro del Colectivo Multisectorial de la UPR en Humacao.

Asimismo, la portavoz del Movimiento Estudiantil del Recinto de Mayagüez, Marina Feliciano, afirmó que en su unidad los alumnos rechazaron lo pactado por “su ambigüedad”.

Agregó que el organismo que representa desarrolló una contrapropuesta para la Junta de Gobierno, que incluye el desarrollo de un plan fiscal que no comprometa la oferta académica ni la accesibilidad a la UPR, que la administración universitaria no implemente cuota alguna al estudiantado y que apoye el paquete legislativo presentado por alumnos del Recinto de Río Piedras para allegar fondos a la Universidad.

Recalcó, además, que para levantar la huelga los preacuerdos deben ser ratificados en asambleas estudiantiles y no solo en los plenos de los diferentes recintos.

Precisamente, para eliminar la “incertidumbre”, el Comité de Diálogo pretendía —una vez fuesen los acuerdos avalados por los estudiantes— elevar el pacto a una certificación de la Junta de Gobierno de la UPR, aseguró Encarnación.

Con una certificación, sostuvo, sería más complejo para el liderato universitario incumplir con lo acordado.

Aunque, según Torres, los miembros del comité sabían que la discusión del cese de la huelga se negociaba sobre “unos supuestos y riesgos que se tenían que tomar”, porque “todo en Puerto Rico está sujeto a la Junta de Control Fiscal, incluyendo la UPR”.
Las unidades universitarias que rechazaron los preacuerdos fueron Río Piedras, Ponce, Carolina, Arecibo, Humacao, Mayagüez y Bayamón. Hasta ahora, Cayey, Ciencias Médicas, Aguadilla y Utuado no se han pronunciado al respecto.

Loading...
Revisa el siguiente artículo