Rosselló: “Una universidad cerrada no va a producir nada positivo”

El primer mandatario insistió que la Policía no intervendrá para abrir los portones de la UPR.

Por Sarah Vázquez

A casi 50 días de declararse una huelga indefinida en la Universidad de Puerto Rico (UPR), el gobernador Ricardo Rosselló insistió en que “tener una universidad cerrada no va a producir nada positivo” y aseguró que la situación “tiene que ir culminando ya”.

Rosselló, quien se mantuvo en que apela a la razón para dar fin a la huelga, advirtió que la situación podría dejar graves consecuencias en la UPR. “Esto de la universidad puede que tenga consecuencias, yo lo he establecido, y le compete al estudiantado y aquellos que laboran en la universidad entenderlo. Tener una universidad cerrada no va a producir nada positivo”, apuntó al primer mandatario a preguntas de Metro.

“Yo respeto la autonomía universitaria, pero entiendo que esto tiene que ir culminado ya para beneficio de la universidad”.

Del mismo modo, el ejecutivo puntualizó que la UPR se tiene que ajustar tal y como lo ha hecho la administración ante la crisis fiscal. “Ya nosotros hemos sido más que claros de que estamos disponibles y dispuestos a acoger las distintas propuestas, pero lo cierto es si a nosotros nos tocó en el lado del Gobierno tener que hacer unos recortes y unos ajustes, pues a la universidad también le toca hacerlo”, sentenció Rosselló al tiempo que dijo que es la comunidad universitaria la que debe delinear como se combina la reducción en presupuestos con una transformación universitaria hacia una educación más efectiva.

Si bien es cierto que el Gobernador insistió en que respeta la autonomía universitaria, también advirtió al liderato de la UPR que es hora de trabajar en el plan fiscal “porque sino los próximos pasos no son muy favorables. Está en riesgo la acreditación de la universidad, las becas Pell y está en riesgo de que la Junta de Control Fiscal tome el control y pueda tomar una serie de decisiones”.

La Policía no intervendrá

En momentos en que la presidenta interina de la UPR, Nivia Fernández, está en riesgo de ser arrestada por no cumplir con la orden de abrir los portones, el Gobierno se mantiene firme en que la Policía no intervendrá.

“Nosotros hemos sido bien claros: esto es un asunto de la universidad y le toca a la guardia universitaria y al liderato de la universidad trabajar con todo esto y desde el inicio nuestra política pública ha sido que la Policía no va intervenir salvo a que como hemos visto ocurran actos de vandalismo que se rompa la ley en las calles de Puerto Rico”, estableció.

Ante el incumplimiento de una orden de abrir los portones, el Tribunal Apelativo multó a la UPR en $5,000 iniciales por el desacato y $1,000 por cada día que permanezca cerrada. La presidenta interina fue citada el lunes al tribunal para mostrar los esfuerzos realizados para abrir los portones.

 

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo