Incierto el futuro de maestros temporeros

Además, para el próximo año escolar podría haber dos maestros en algunos salones y en varias escuelas dos directores

Por Ronald Ávila Claudio

El futuro de los maestros transitorios del Departamento de Educación (DE), según líderes magisteriales, está en el limbo. Y es que la secretaria de dicha agencia, Julia Keleher, no ha dicho públicamente qué pasará con los educadores sin plaza luego de concretarse el cierre de 179 escuelas para el próximo agosto.

De la misma forma, Eva Ayala, portavoz de educamos y Rafael Feliciano, expresidente de la Federación de Maestros, denunciaron que el DE no ha trabajado un proceso de organización para determinar cuáles son los recursos humanos y físicos necesarios para las escuelas del País de cara al próximo año escolar.

“El proceso de organización escolar no se dio como anteriormente se daba. En marzo aquí se hacía un estudio de necesidades en las escuelas de Puerto Rico”, explicó Ayala a Metro.

Por su parte, en una entrevista para el programa televisivo Jugando Pelota Dura, Keleher dijo en referencia a los maestros no permanentes: “sí, vamos a reducirlos, no les puedo decir cuántos transitorios me van a faltar hasta que reubique todos los que son. Pero eso está pasando, tenemos 6,000 [maestros] transitorios en un sistema en donde tengo excedentes y vacantes, ¿explíqueme la matemática de eso?”.

Al tiempo, la portavoz de Educamos destacó que no le parece “lógico” el ahorro de $7.7 millones que se pondera a raíz del cierre de escuelas. Lo que generaría una verdadera “economía” para la agencia, denunció, es que “es que se dejen a esos empleados transitorios sin ser nombrados”.

“Ella ha señalado que no va a decir el número hasta que llene los puestos de difícil reclutamiento porque ahí pudieran acomodar a esos maestros”, sostuvo Ayala.

La educadora también mostró preocupación por el personal no docente de las escuelas, que aunque “nosotros no tenemos ese dato porque no pertenecen a nuestras uniones, sabemos que se van a impactar [tras el cierre de planteles]”.

Cambios dentro y fuera del salón de clase

Es posible, manifestó Feliciano, que como producto del cierre de escuelas en el próximo año escolar haya en algunos planteles dos maestros por salón y dos directores por escuela. Es una medida, que según el expresidente de la Federación de Maestros, se está evaluando en el DE.

Para Ayala, esta es otra prueba de que algunos maestros transitorios posiblemente no tengan trabajo en agosto.

“Si se da el fenómeno de que maestros permanentes tuvieran que trabajar en team teaching, porque no hay espacios para ellos, pues menos espacios habrá para maestros transitorios”, agregó.

Datos provistos por el DE sostienen que a partir del cierre de las 179 escuelas, el próximo agosto la agencia debe reubicar a 2,786 maestros y 27,431 estudiantes.

Para Feliciano, emplear dos maestros en un solo salón de clases sería funcional si la medida tiene el propósito de individualizar la enseña de grupos que fluctúen entre los 24 a 26 alumnos. No obstante, en este caso, afirmó, es “descabellado” pues la intensión es “hacinar” entre 35 a 40 estudiantes en el aula.

De otra parte, ambos coincidieron en que dos directores por escuela es “factible”. De hecho, destacaron que ya existe este tipo de modelo, sobre todo en algunas escuelas vocacionales, donde un director se ocupa de la parte administrativa y otro de los asuntos académicos.

“En términos de los directores es más sencillo porque es un trabajo administrativo y el trabajo administrativo mecánicamente se puede dividir”, acotó Ayala.

Pero de realizarse, requiere de un adiestramiento y ver cuál es la preparación de cada persona”, concluyó.

Metro solicitó a la doctora Keleher expresiones sobre los temas abordados en el presente escrito, sin embargo, la titular de Educación no pudo contestar las preguntas de este diario antes del cierre de la presente edición.

Loading...
Revisa el siguiente artículo