Acusan millonaria deuda del municipio de Aguadilla

Según la , un documento oficial de la empresa constructora del proyecto evidencia que existe una deuda de 1,683,689 dólares, de los cuales 677,172 presentan un retraso de pago que sobrepasa los 110 días.

Por Jennifer González

La presidenta del Partido Popular Democrático (PPD) en Aguadilla, Noemí Cardona Tomassini, acusó hoy una millonaria deuda del municipio de Aguadilla, de la que responsabilizó al alcalde Carlos Méndez.

De acuerdo con Cardona Tomassini, uno de los proyectos emblemáticos de la pasada campaña electoral del alcalde, la segunda fase de Real Marina, ha sido detenido por falta de pago.

Según la dirigente política, un documento oficial de la empresa constructora del proyecto evidencia que existe una deuda de 1,683,689 dólares, de los cuales 677,172 presentan un retraso de pago que sobrepasa los 110 días.

Cardona Tomassini proveyó a la prensa copia de una carta fechada el pasado 25 de abril, de la empresa de capital español Ferrovial Agroman, dirigida al director de la Oficina de Planificación y Administración de Proyectos del municipio de Aguadilla.

El documento estipula que la cantidad adeudada corresponde a labores realizadas hasta febrero y que Ferrovial lleva desde el año pasado realizando gestiones de cobro, sin éxito alguno.

“Incluso, el pasado 28 de marzo personal de la empresa constructora se reunió con una abogada del municipio para dejar saber que el proyecto se encuentra en una etapa en la cual se requiere la inyección de los dineros adeudados para su terminación”, agregó la presidenta del PPD en el ayuntamiento.

Además, informó que Nassin Tactuk, presidente de la empresa, “ha dicho que si para la próxima semana no se emite el pago, el proyecto se paralizaría”.

“Este es otro ejemplo del desastre administrativo de Carlos Méndez en Aguadilla. Las ilusiones empresariales con dinero del pueblo llegaron a su fin, porque simplemente un municipio no se puede administrar como si fuera un negocio privado, sobre todo cuando los fondos que recibe el Municipio son para ofrecer servicios en un pueblo donde hay tanda desigualdad económica. Este proyecto Real Marina arrastró muchos miles de dólares en expropiaciones, aunque la única residencia que está precisamente a mitad del paseo es la del propio alcalde”, denunció.

Recordó que “para el 26 de agosto del año 2015, el alcalde anunció que esta segunda fase estaría terminada para finales del año pasado, a un costo de diez millones, seguido de una tercera fase que costaría diez millones adicionales”.

Al respecto, consignó que “sumado a la primera fase que alegadamente costó 13 millones adicionales, estamos hablando de un faraónico proyecto que le costaría al pueblo 33 millones, concentrados en la zona urbana, sin que el resto del pueblo pueda satisfacer necesidades apremiantes y básicas como los servicios adecuados de agua, luz, alcantarillados y aceras, entre otros”.

Para Cardona Tomassini, “el problema con Carlos Méndez es que llegó a la alcaldía con unas ilusiones irreales, ignorando la realidad fiscal y social de Aguadilla, despreciando incluso los los consejos de sus propios asesores. Por eso es que ahora le rebaja el sueldo a los empleados municipales y las llamadas ’empresas municipales’ son un desastre financiero y administrativo, como el Hotel Las Cascadas, por citar un ejemplo”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo