Paro nacional: contundente manifestación en contra de las medidas de austeridad

La tensión que se venía cultivando entre manifestantes de distintos sectores y la Policía durante las pasadas semanas en el país, alcanzó hoy su clímax.

Por Metro Puerto Rico
Foto: Ricardo Andrés Rodríguez
Paro nacional: contundente manifestación en contra de las medidas de austeridad

Foto: Ricardo Andrés Rodríguez

Por: David Cordero, Sarah Vázquez y Ronald Ávila Claudio

Aunque en horas de la mañana de hoy la multitudinaria manifestación como parte del paro nacional en el Día de los Trabajadores, parecía tomar un carácter pacífico pero contundente, la realidad se transformó hasta alcanzar altos niveles de tensión en la Milla de Oro en Hato Rey.

Ya la uniformada había hecho su alineación de salida cuando a eso de las 12:45 de la tarde comenzaron a apedrear los cristales de UBS, pero el ambiente se intensificó cuando se escuchó el estruendo que marcaba la caída de los cristales del Popular Center. Esto provocó el regreso de la Unidad de Operaciones Tácticas, el Swat, FURA y ATF a una de las pocas zonas sin valla mi protección en su edificación.

De acuerdo a líderes sindicales, el pasado sábado la Superintendente de la Policía, Michelle Hernández había acordado que la Unidad de Operaciones Tácticas no estaría visible durante la manifestación, que se usaría el recurso de citaciones y no de arrestos, que los policías vestidos de civil portarían visiblemente su placa e identificación y el comité de disciplina de los sindicatos sería el primero en intervenir en el manejo de situaciones durante la manifestación.

Sin embargo, desde antes de cualquier encontronazo, ya era evidente la presencia de la Unidad de Operaciones Tácticas de la Policía.

Enfrentamientos de este tipo se dieron en varios puntos de la avenida Juan Ponce de León y la avenida Luis Muñoz Rivera. Pero la Policía no sólo lanzó gases, sino que también disparó a los manifestantes con balas de goma. Los manifestantes también continuaron lanzando piedras a los policías.

El efecto de los gases dejó decenas de personas sufriendo los efectos como ardor en la cara y los ojos, mareos, falta de aire, dificultad al respirar e hinchazón en los ojos.

En la avenida Roosevelt, a la altura de la avenida Hostos, algunos manifestantes colocaron rocas que impidieron el paso vehicular. También pintaron las carreteras con spray, así como los cristales y paredes de algunos edificios y paradas de autobuses.

Los encontronazos entre la Policía y los manifestantes marcan un nuevo capítulo en las protestas del país, por un lado. Es preciso destacar, sobretodo, que pocas veces las manifestaciones en la Isla logran unir a la mayoría de los sectores del país para hacer un reclamo al unísono.

“Es una pena que no se coloque énfasis en ese aspecto y que se obvie la cantidad de mensajes solidarios de artistas y de la diáspora que se recibieron. Puedo afirmar que hubo mucho entusiasmo en llevar el mensaje de indignación del pueblo”, afirmó la socióloga-criminóloga, Lina Torres, quien estuvo presente en la manifestación.

La profesora explicó que desde el punto de vista sociológico,  los incidentes violentos que se registraron ayer connotan “un comportamiento colectivo destructivo desconcertado y tiende a expresar un resentimiento y rebelión generalizados antes que propósitos definidos”, aunque generalmente, el blanco de la agresión, suele ser alguna persona, grupo u objeto a quien se resiente o se identifica como fuente de frustración y opresión.

Sin embargo, hay que señalar que en la Isla hay factores y condiciones precipitantes que no deben pasarse por alto, de acuerdo a Torres.

“Muchas personas consideran que en Puerto Rico se ha recrudecido un ambiente de injusticia social hacia los sectores más necesitados desde el punto de vista económico. Al mismo tiempo aquellos con poder político y económico parecen estar protegidos por el Estado”, expresó.

“Por otro lado, la impunidad deja en las personas y en la comunidad efectos que engendran impotencia, desesperanza y coraje”, añadió.

Comunidad universitaria reitera defensa de la UPR

En la avenida Juan Ponce de León frente a la Universidad de Puerto Rico (UPR), Recinto de Río Piedras, cientos de manifestantes llegaron desde tempranas horas de la mañana. Allí se dieron cita, principalmente, distintos sectores de la comunidad universitaria, liderada por los estudiantes y seguida por los profesores, la Asociación de Profesores Puertorriqueños Universitarios (APPU), la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (HEND) y la Federación Central de Trabajadores.

Escoltada por la banda de la UPR en Humacao, la marcha arrancó allí a eso de las 11:00 de la mañana, denotando el carácter universitario, pero sobretodo reiterando que la UPR es el principal proyecto educativo del pueblo, en donde se cultiva no sólo el talento de estudiantes en la música y las artes, también en las ciencias, las humanidades y las distintas ramas del saber.

“El reclamo que hemos hecho y el reclamo de la Asamblea es precisamente la necesidad de Auditoría de la deuda pública que evalúe de dónde es que surge la misma, quiénes son los culpables”, manifestó a Metro la presidenta del Consejo General de Estudiantes de la UPR, Recinto de Río Piedras, Wilmarí De Jesús, reafirmando además que esta no se trata de una lucha sólo de los estudiantes, sino del país.

Por su parte, el presidente de la APPU, José Rivera Caballero, afirmó que la Asociación se une hoy a la celebración del Día de los Trabajadores en el 1 de mayo, a nivel nacional e internacional, en defensa de los derechos laborales y el principal proyecto de educación pública de la Isla, la UPR.

“Es una fecha emblemática para nosotros en Puerto Rico, porque recuerda toda la lucha, todo el sacrificio que ha llevado a cabo en su historia la clase trabajadora, para obtener mejor calidad de vida, para obtener derechos laborales en un momento cuando esos derechos están amenazados en Puerto Rico por las imposiciones de una Junta de Control Fiscal y de un gobierno colaboracionista que pretende quitar derechos”, puntualizó Rivera Caballero, reiterando que dichas imposiciones destruirían a la UPR.

UTIER, UGT Y SPT dicen presente

El Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores (SPT), la Unión General de Trabajadores (UGT) y la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER) lograron aglutinar gran parte de su matrícula para llegar hasta la llamada Milla de Oro.

El presidente del UTIER, Ángel Figueroa Jaramillo, aseguró que aunque no se puede hacer un estimado “era apoteósico la cantidad de gente. Yo estimaría que habían unos 4,000 compañeros de una matrícula de 3, 500 porque también fueron muchos compañeros jubilados  que  participaron de la marcha”.

El líder fue más allá a decir que hace una década no se daba una manifestación de esta magnitud.  “Ustedes fueron testigos de que una vez se acabó la actividad todos se movilizaron de manera organizada”.

whatsapp-image-20170501-at-8.49.47-pm.jpg

 

 

 

La UTIER salió de la estadio Hiram Bithorn desde donde marcharon por parte del expreso Las Américas, Avenidad Domenech y Rossevelt bajo la consignas de “No habrá paz, no habrá paz si Promesa no se va”.

Hasta las inmediaciones del estadio llegó la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz aseguró que esto es una lucha de política pública y no una de política partidista. “Esto es un movimiento de política pública. Esto  noes un movimiento de política partidista. Lo que nos trajo hasta aquí tiene que ver con los dos partidos que han estado en el poder, el cielo no se puede tapar con la mano. Aquí hay hombres y mujeres de buena voluntad de todos los partidos políticos porque a la hora te toque a pagar el aumento del agua y la luz nadie te pregunta por quién votaste. Esa es parte de la intimidación que trata de meterle al país por ojo boca y nariz”, sentenció Cruz.

El arte también conquistó la Milla de Oro

Porque los artistas también son trabajadores, tomaron junto a los gremios obreros del país la Milla de Oro. Entre algunos que podemos destacar, se encontraban Andrés Jiménez, Rene Pérez (Residente), Jacobo Morales y el colectivo Teatro Breve.

Ambos, Pérez y Jiménez, marcharon con la Unión Independiente Auténtica hasta la tarima que ubicada frente al edificio Seaborne. Mientras caminaban bajo la lluvia, Jiménez, cantautor de música típica, entonó una canción que fue coreada por el grupo de personas que le seguía.

“Cuando escuches mis cantares, mis cantares de un pueblo que grita: coño despierta boricua. Oye boricua yo te canto esta canción, viva la patria, viva la revolución”, entonó.

Residente, por su parte, se apoderó del micrófono y envió un mensaje al público.

“A nivel de negocios, yo no haría ninguno hasta no auditar. Yo no haría nada sin tener los números de frente. Y estoy seguro que ninguno de los artistas internacionales de Puerto Rico que tienen mucho éxito tampoco lo harían. Entonces, ¿por qué nosotros tenemos que permitir que nos pongan un precio?”, manifestó Pérez.

Asimismo, el cineasta Jacobo Morales reafirmó la validez del movimiento obrero a la hora de luchar por los derechos de clase. Con su temple, poco a poco saludó a varios de los presentes y les agradeció su asistencia al evento.

Más adelante, el Colectivo Feminista en Construcción llegó con una plena que pedía auditar la deuda. El grupo, compuesto por líderes feministas, marchó desde la avenida Chardón hasta la milla de Oro.

Antes de que fueran interrumpidos por el conflicto entre policías y manifestantes, también se presentaban en tarima estudiantes del Conservatorio de Música y artistas del patio.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo