Junta de Gobierno de la UPR rechaza violentos actos de manifestantes en su reunión

Durante una reunión convocada en el día de ayer, la Junta de Gobierno de la UPR discutió las recomendaciones de su Comité de Asuntos Financieros y recibió el informe de la presidenta interina de la Universidad y su equipo de trabajo sobre las medidas para efectuar ajustes en gastos y allegar nuevos ingresos a la institución.

Por Metro Puerto Rico

La Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico rechazó los actos violentos que incluyen daños a la propiedad y restricción a la libertad ocurridos el jueves cuando manifestantes irrumpieron en una reunión en Administración Central de la UPR.

“Las personas que entraron a esta sala de reunión causaron serios disturbios y daño a la propiedad y sus acciones fueron de intimidación y amenazas, y restricción a la libertad de los miembros de la Junta, de la presidenta de la Universidad Nivia A. Fernández Hernández y al personal de la Universidad que estaba trabajando en ese lugar. Esta Junta de Gobierno siempre ha respetado el derecho de personas dentro y fuera de la comunidad universitaria a expresar sus ideas. Y ha provisto los espacios y tiempo para los diálogos y mediaciones sobre conflictos en cada una de las unidades de la institución, según lo han solicitado los rectores. Los actos violentos del día de ayer son merecedores del más enérgico rechazo de la Junta, de la comunidad universitaria y del País. También lo es cualquier actividad en la que medien actos no-pacíficos, que usen la violencia o constituyan acción criminal e interrumpa el quehacer de la Universidad.  Estas acciones no representan a la Universidad, y se alejan de lo que está protegido por la política institucional”, declaró el Dr. Carlos Pérez Díaz, presidente de la Junta de Gobierno de la UPR.

Durante una reunión convocada en el día de ayer, la Junta de Gobierno de la UPR discutió las recomendaciones de su Comité de Asuntos Financieros y recibió el informe de la presidenta interina de la Universidad y su equipo de trabajo sobre las medidas para efectuar ajustes en gastos y allegar nuevos ingresos a la institución. Estas medidas estarán contempladas en un plan fiscal que debe ser presentado al Gobierno Central y a la Junta de Supervisión Fiscal, según mandato de ley.  Las deliberaciones de la Junta fueron interrumpidas en repetidas ocasiones esa tarde por los golpes que los manifestantes propinaban a las puertas del edificio de la Administración Central de la UPR, donde la Junta sostuvo su reunión.  Esto escaló hasta que los manifestantes forzaron la entrada al edificio y a la sala de reuniones.

Los miembros de la Junta de Gobierno continúan con sus trabajos en el día de hoy mediante referéndum electrónico para considerar las medidas propuestas para un Plan Fiscal.  “La Junta de Gobierno tiene un compromiso firme con una universidad pública, accesible y de excelencia en su docencia e investigación. También reconoce la frágil situación fiscal que enfrenta el país”, expresó el Dr. Pérez Díaz.

El Plan Fiscal para la institución evaluado implica un recorte presupuestario no mayor de $241 millones hasta el año 2026 y presenta una serie de propuestas generadoras de fondos, que sustituirían dicha reducción con ingresos nuevos.

 

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo