Otras controversias del representante Rivera Guerra

El representante golpeó hoy a un manifestante en una protesta en el Capitolio.

Por Metro Puerto Rico

El representante José Luis Rivera Guerra, quien hoy golpeó a un manifestante en la entrada del Capitolio, ha estado involucrado en protagonizar varias polémicas.

En 2013, el legislador del Partido Nuevo Progresista (PNP) se declaró culpable por vivir en una residencia que no tenía permiso de uso y no informarle a la Oficina de Ética Gubernamental la construcción de una piscina.

Al declararse culpable, Rivera Guerra logró que lo sentenciaran a 40 horas de servicios comunitario y multas de $2,900 por violaciones éticas.

En medio de la investigación durante 2012, se le asignó un Panel del Fiscal Especial Independiente (FEI) por una supuesta deuda de la construcción de la piscina y utilizar ilegalmente el servicio de agua.

El PNP lo inhabilitó en ese momento de volver a aspirar por la colectividad y terminó su cargo como representante independiente.

Un año antes, para 2011, fue atropellado mientras corría bicicleta. Rivera Guerra estuvo varios días en el Hospital de Trauma en Centro Médico.

El legislador estuvo en otra polémica cuando en octubre de 2009 presentó un proyecto de ley para legalizar el pitorro, lo que de inmediato fue criticado por diversos sectores del país.

La pieza legislativa daba una ventana de legalidad para la época navideña.

A pesar de que el representante estuvo fuera del servicio público durante el pasado cuatrienio, en noviembre pasado volvió a la política al ganar en el distrito 17 donde prevaleció frente a Armando Franco, del Partido Popular Democrático (PPD) y David Morales, del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP).

Hoy, el legislador volvió ser objeto del ojo público cuando golpeó a un manifestante en la entrada del Capitolio, donde varios sindicatos protestan en contra del proyecto Cameral 938.

Loading...
Revisa el siguiente artículo