Condenan violencia contra manifestantes en el Capitolio

Así lo denunció el colectivo PAReS.

Por Inter News Services

Como “un atropello a los más elementales principios de justicia y dignidad” calificó el colectivo PAReS el cierre ayer del Capitolio a los ciudadanos, a quienes se les negó el derecho de expresar su repudio al Proyecto de la Cámara 785 que elimina la Comisión para la Auditoría Integral del Crédito Público.

PAReS, formado en marzo por profesores con y sin plaza de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Río Piedras y que también ha demandado la participación de la comunidad universitaria en las decisiones sobre la UPR, reclama la activa participación democrática en los procesos sobre la auditoría.

“Consideramos un acto de crasa violencia que ambos cuerpos, Senado y Cámara de Representantes, excluyan a los ciudadanos de las sesiones legislativas, contraviniendo con sus acciones arbitrarias los valores democráticos que, al asumir sus puestos, juraron defender”, señala.

Y denuncia, también, “los atropellos contra los portavoces del Frente Ciudadano por la Auditoría de la Deuda a quienes, habiendo cumplido con los requisitos exigidos, se les negó la entrada a la sesión legislativa durante toda la jornada de deliberaciones”.

“También censuramos el empleo de la Fuerza de Choque y el uso del gas pimienta para amedrentar a los manifestantes que expresaban su oposición a las medidas gubernamentales”.

Indica el conglomerado que en una violenta embestida, la Policía, “en más de una ocasión rompió su propio perímetro e irrumpió en el espacio de la manifestación rociando a los manifestantes con gas pimienta”.

“Consideramos que la utilización de la Policía de Puerto Rico para evitar el acceso del pueblo a la Asamblea Legislativa es una afrenta contraria el ejercicio legítimo de nuestros derechos democráticos”, concluye.

Loading...
Revisa el siguiente artículo