Más recintos podrían ver pagos becas suspendidos

Tras el anuncio de Río Piedras de detener los pagos de ayudas económicas, otros recintos se podrían sumar.

Por Lyanne Meléndez

La paralización de pagos de beca Pell, préstamos estudiantiles y otras ayudas económicas puede extenderse a otros recintos del sistema de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

Así como ocurrió en el Recinto de Río Piedras, cuando un campus paraliza sus labores académicas, los desembolsos de ayudas federales pueden suspenderse durante ese tiempo al paralizarse, además, la actividad económica de la universidad.

Según indicó a Metro el director de Prensa de la Presidencia UPR, Joseph Martínez, aquellos estudiantes que aún no han completado el proceso de recibir ayudas económicas son quienes no reciben el pago correspondiente al suspenderse los pagos y detenerse la actividad económica de los recintos durante la huelga.

“Automáticamente que se declara un paro, cualquier transacción económica se detiene para las personas que estén pendientes de recibir pagos”, explicó Martínez, mientras aclaró que sobre el 90 % de los estudiantes ya recibieron su partida por ayudas económicas. Detalló que, en esencia, se afectarían quienes solicitaron la ayuda a mediados de semestre académico.

Mencionó como ejemplo al recinto riopedrense, donde 20 estudiantes de beca Pell y 70 estudiantes de préstamos estudiantiles no recibieron desembolsos pendientes luego de que se diera a conocer la suspensión de pagos para cumplir con el reglamento federal. Sobre este caso, la rectora Carmen Rivera Vega informó que una vez se reanude la actividad académica, el Recinto de Río Piedras solicitará los fondos para realizar los pagos del programa federal de ayudas económicas de Título IV.

El recinto cumplirá hoy 11 días paralizado, tras siete días en paro y cuatro en huelga sistémica, en contra de los recortes de $450 millones que impuso la Junta de Control Fiscal para 2021. Los recortes generaron el repudio de diversos sectores de la comunidad universitaria debido a que esta reducción podría traducirse en cierre de recintos, despidos y otras medidas de austeridad.

Tras múltiples reclamos del estudiantado, se decretó un paro en Río Piedras durante siete días, que deja pérdidas de $773 mil diarios a la administración por concepto de nómina que se deja de pagar, mientras que algunos recintos decretaron paros de 48 y 72 horas. Después se decretó una huelga sistémica en la que participan la mayoría de los recintos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo