Alegan historial de abuso de poder de Héctor O'Neill

Excandidato a la Cámara del PPD cita varios casos y denuncias legales contra O"Neill, las cuales preceden a las acusaciones más recientes sobre hostigamiento sexual

Por Inter News Services

Luis Gallardo, excandidato a la Cámara del Partido Popular Democrático  (PPD) y presidente para el distrito de Guaynabo, San Juan y Aguas Buenas, acusó hoy que el alcalde Héctor O’Neill presenta una “larga historia de abuso de poder”.

Gallardo citó varios casos y denuncias legales contra O’Neill, las cuales preceden a las acusaciones más recientes sobre hostigamiento sexual.

Gallardo señaló el caso federal Matos contra Méndez (No. 07-2303 a 07-2305 y 07-2433) de 2005,  que confirmó el abuso de poder de parte de O’Neill cuando utilizó la policía municipal para intimidar y arrestar un contratista del municipio luego de varios encontronazos entre ambos.

El caso sentenció a O’Neill a pagar medio millón de dólares en daños, cantidad que luego fue reducida a 135,000 dólares.

Del mismo modo, Gallardo mencionó que “no podemos olvidar una entrevista mediática del 2008, donde el exsenador y convicto por corrupción Jorge de Castro Font alegó soborno por parte del alcalde guaynabense. De Castro Font involucró a O’Neill, entre otros alcaldes, provocándolos “para que le digan al tribunal cuánto dinero me dieron a mí por confirmarles a sus amigas, amigos, a sus familiares, etcétera”.

Recordó también que en una auditoría de 2013, el Contralor de Puerto Rico reveló que el 83% de las cotizaciones del municipio eran falsificadas.

Los casos fueron referidos al Departamento de Justicia, pero al día de hoy no se han presentado cargos. “Pero como siguen apareciendo chavos para cerrar urbanizaciones, construir rotondas y trabajos para sus funcionarias de colegio, el imperio de Guaynabo City continúa con toda su fuerza,” indicó el excandidato.

Gallardo recalcó también una determinación del Tribunal Supremo del año pasado, en la que se determinó que eran ilegales las expropiaciones realizadas contra familias de la comunidad Vietnam de de Guaynabo.

En dicho caso, el alcalde violó la Ley de Comunidades Especiales al expropiar y desplazar cientos de familias para la construcción de un proyecto de desarrollo privado.

El mismo Gallardo ha tenido que demandar al alcalde O’Neill en dos ocasiones (D PE 2016-0411 y D PE 2016-0642) por la remoción de su propaganda política en espacios públicos de Guaynabo, pero sin remover las del Partido Nuevo Progresista (PNP).

“Aquí vemos a un alcalde que ha sido ‘intocable’, que hace lo que le da las gana en plena violación de las leyes”, opinó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo