Impuesto de 16.5 % al cannabis para sumarle fondos al erario

La Legislatura tendrá que debatir si impone o no un tributo en las ventas del cannabis medicinal

Por Karixia Ortiz

Los productos de cannabis medicinal pudieran tener un impuesto especial de 16.5 % para así allegar más fondos a las arcas del Gobierno y cumplir con la extensión de servicios en varias dependencias públicas.

Se trata del Proyecto de la Cámara 916, de la autoría e iniciativa del representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), José “Quiquito” Meléndez, quien ayer mismo lo radicó.

El impuesto se dividiría en un 15 % estatal y 1.5 % municipal. Según detalla la medida, los ingresos por concepto de este impuesto estarían en una cuenta separada en el Departamento de Hacienda.

Cabe destacar que, si prospera este impuesto, sustituiría el impuesto sobre ventas y uso (IVU). “No veo forma de que alguien se pueda oponer a este impuesto especial”, declaró Meléndez en entrevista con Metro.

Si la Legislatura y el Ejecutivo avalan esta idea, “no da ni quita derechos”, afirmó Meléndez.

El representante estimó como proyección “conservadora” los mismos estimados que ha realizado Hacienda sobre lo que captaría el IVU, unos $100 millones. “Estaríamos hablando de un poquito más, pero somos conservadores y, para efectos prácticos, podría ser el doble”, indicó el representante.

Meléndez reconoció que, al ser en efectivo las ventas de esta medicina alternativa, Hacienda tiene problemas para monitorearlas. No obstante, aseguró que con este impuesto especial mediante el proyecto “reconoce la venta por ley del cannabis” y pudiera ser más reconocible las transacciones en los dispensarios.

El legislador comentó que esta pieza de ley no sería incompatible con los esfuerzos de la administración de aprobar la ley que regularía la industria del cannabis, que actualmente está en proceso de vistas públicas.

“Es compromiso programático para regular cannabis medicinal. No es incompatible porque lo que hace es que crea el andamiaje contributivo para que el estado pueda recibir lo justo en este tipo de industria”, explicó Meléndez.

“Negativo para los pacientes”

Por su parte, el presidente de Puerto Rico Legal Marihuana, Goodwin Aldarondo, planteó que esta propuesta de impuesto no se aleja de la realidad de los estados en Estados Unidos.

“Si es una sustitución del impuesto, no se aleja de la realidad de lo que ocurre en los estados, pero para los pacientes es negativo porque le sube un poco más. Para el Gobierno es beneficioso, porque realiza varias aportaciones que van dirigidas específicamente a unos propósitos”, explicó el licenciado Aldarondo.

De otro lado, representante añadió que radicará otro proyecto para  proponer otro impuesto a la producción del cannabis medicinal y crear un fideicomiso para la Universidad de Puerto  Rico dirigido a la investigación y desarrollo de estos productos.

Distribución del impuesto

• 30 % para el pago de licencias por enfermedad, el pago de adiestramientos o compra de equipos para los policías

• 30 % para el Sistema de Retiro de los Empleados del Gobierno y Maestros

• 15 % para el Departamento de Educación para educación especial

• 15 % para los drug courts y salas de salud mental de la Administración de Tribunales

• 10 % para programas de rehabilitación y salud mental bajo ASSMCA

Loading...
Revisa el siguiente artículo