Flanqueada de mujeres vicealcaldesa defiende a Guaynabo

La vicealcaldesa de Guaynabo convocó a los medios de comunicación, a empleados y a miembros de la comunidad para emitir un mensaje sobre las alegaciones contra el alcalde, Héctor O"Neill.

Por Karixia Ortiz

Con el equipo de comunicación y prensa de Guaynabo, la vicealcaldesa Aurializ Lozada, convocó a un evento en el teatro de la Escuela de Bellas Artes del municipio para emitir un mensaje y utilizar testimoniales de varias empleadas para tratar de limpiar la imagen del pueblo que está en el ojo público ante las imputaciones de hostigamiento sexual contra el alcalde, Héctor O’Neill, hacia una de sus empleadas.

El evento inició a eso de las cuatro y treinta de la tarde con un video en donde varias empleadas, que alegadamente participaron voluntariamente, relataron su experiencia laborando en el municipio. Las empleadas coincidieron en su versión de que las comunicaciones públicas sobre el caso que investiga el Departamento de Justicia han “mancillado” la generalidad de quienes trabajan en Guaynabo.

Igualmente, plantearon que nunca ha mediado ningún acercamiento sexual para adquirir lo que han logrado en el municipio como trabajadoras.

A estas palabras se unió la vicealcaldesa Lozada con un mensaje donde insistió que los medios de comunicación, la prensa, ciertos programas televisivos y “pseudo periodistas” han minado la reputación de un colectivo.

Sus palabras fueron vertidas en un teatro repleto por empleados y miembros de la comunidad, que también reiteraron se presenciaron por motivación propia.

Al inicio de sus palabras la vicealcaldesa quiso limpiar la imagen del municipio de Guaynabo que ha sido punto de encuentro y de acciones por parte de organizaciones feministas que continúan en el reclamo de que el alcalde O’Neill debe dejar su cargo.

“Durante meses el personal del municipio ha sufrido gravemente las insinuaciones generalizadas en torno a nuestra conducta. Algunos medios de comunicación como parte de su programación ha hecho todo tipo de insinuaciones que laceran la fibra humana de quienes día a día laboramos con honestidad, con seriedad, integridad y rectitud en el servicio público. A los medio, periodistas y productores que hacen trabajos de periodismo serio los respetamos. No obstante, algunos medios, programas de chismes, pseudo periodistas han querido vilmente construir una equivocada percepción de que el modus operandi en el municipio de Guaynabo es la falta de seriedad, y eso no es correcto. De que la manera de dirigirnos entre supervisores y compañeras es indecorosa y eso no es correcto”, relató la licenciada Lozada en su mensaje público.

“Nunca se me ha pedido un favor sexual en el municipio a cambio de nada”, fue parte de las pocas expresiones que hizo la vicealcaldesa sobre el tema específico del caso que involucra al alcalde. Así mismo denunció que las “generalizaciones” han lacerado la integridad como mujeres y empleados responsables del municipio.

“En Guynabo respetamos las organizaciones de mujeres que luchan por los asuntos de la mujer”, expuso Lozada para solicitar respeto ante las manifestaciones y peticiones de renuncia del alcalde porque “han traído escenas de humillación con empleadas que nada tiene que ver sobre lo que se ventila públicamente sobre este acto”.

Lozada indicó que se están movilizando para tomar acciones legales ante los actos de protesta que entiende han cruzado líneas.

“Guaynabo tenga la seguridad de que continuamos enfocados y tenemos el compromiso de servirles honradamente. Toda nuestra operación sigue corriendo igual, como nunca, siempre a la vanguardia. Aquí estamos de pie porque tenemos rodillas para soportar cualquier situación. Somos un equipo de trabajo”, concluyó la vicealcaldesa reiterando que “Guaynabo es un colectivo, no es un individuo”.

 

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo