Puerto Rico quiere ser un destino turístico y de inversiones

Durante una visita que realiza el secretario de Estado en Florida, el funcionario boricua destacó que espera crecer la aportación de la industria turística al Producto Bruto Nacional.

Por EFE

Desarrollar la marca Puerto Rico como destino turístico y de inversiones es uno de los propósitos principales de un nuevo plan de desarrollo del país, según dijo en entrevista con Efe el secretario de Estado, Luis Rivera Marín.

Durante la visita que realiza en Florida, el funcionario boricua destacó que la iniciativa espera hacer crecer la aportación de la industria turística al Producto Bruto Nacional, en la actualidad en torno al 7 %, hasta el 12 % en los próximos dos años.

El plan puertorriqueño sigue el modelo floridiano de sociedad entre el sector público y privado que se realiza bajo el nombre Enterprise Florida, que se dedica al desarrollo económico de este estado y a la creación de empleos.

“Con la colaboración del sector privado va a mejorar tanto la exportación como la inversión extranjera en la isla”, además de la promoción de Puerto Rico como destino turístico, manifestó Rivera Marín.

La replica isleña, Enterprise Puerto Rico, cuenta con un presupuesto de seis millones de dólares, según dijo el funcionario, producto de una reorientación de fondos que “se destinaban a oficinas en el extranjero”.

“El mismo dinero que se utilizaba se va a maximizar, pero poniéndolo en mano de Enterprise Puerto Rico, sin tener más gastos, y con un apareamiento en donde el sector privado también contribuya”, señaló Rivera Marín.

La iniciativa deberá también hacer crecer en los próximos dos años “la contribución del sector turístico” a la economía local, hasta una cifra “de doble dígito, más cerca del 12%” del Producto Nacional Bruto, reveló Rivera Marín.

En ese sentido, el secretario de Estado puertorriqueño aspira a que Enterprise Puerto Rico tenga continuidad y no se estanque con la llegada de una nueva administración cada cuatro años.

Agobiada por una deuda de más de 70.000 millones de dólares, el país caribeño sufre los efectos del desplazamiento de miles de puertorriqueños que llegan principalmente al centro de Florida en busca de una mejor vida.

El secretario confía en que el plan genere la ansiada creación de empleos y mejoras educativas, y que ejerza de compuerta para frenar la llamada “fuga de talentos”, al tiempo que estimule el retorno de los migrantes.

“Todos los inmigrantes tienen un sueño y buscan lo mejor para sus hijos”, señaló respecto a los inmigrantes que llegan a ciudades floridianas como Orlando o Kissimmee, en “un éxodo inusitado que nunca se había visto”.

“Uno de los propósitos de nuestra visita es atenderlo en la isla, y es por eso que queremos promover mejores condiciones sociales, mejor salud en la isla, mejor educación y mejores empleos”, aseguró Rivera Marín, quien este viernes ofreció una rueda de prensa en las oficinas Administrativas de Asuntos Federales de Puerto Rico (PRFAA) en Kissimmee.

El funcionario alertó sobre la crisis sanitaria que se avecina en la isla por la falta de respuesta del Congreso ante los pedidos de Puerto Rico para que se extiendan hasta el año 2020 los fondos de Medicaid, la sanidad pública para personas de bajos ingresos.

“Si no se resuelve pronto, va a contribuir a la ya muy grande migración desde Puerto Rico y causará una tensión severa en los presupuesto de Florida y en el federal”, valoró el secretario de Estado.

Rivera Marín sostuvo el viernes un encuentro con líderes religiosos hispanos de la región para abordar la situación de los inmigrantes, y en la que también participó el congresista estatal de Florida René Plasencia y el representante de la Cámara de Comercio de Puerto Rico Eddie Chabonier.

“Muchos vienen a Florida con grandes expectativas y terminan viviendo en moteles”, relató el religioso Raúl Cardona, quien pidió a la comitiva que ayuden a los inmigrantes puertorriqueños a que no pierdan sus beneficios públicos, entre ellos el subsidio federal para el pago del alquiler de vivienda.

“Solo cuentan con nosotros para ayudarlos”, agregó.

Rivera Marín prometió trabajar junto con las iglesias para que sea en Puerto Rico donde “las expectativas se alineen con la realidad”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo