Dispensario de cannabis medicinal demanda a municipio de Bayamón

Este es el primer caso de esta emergente industria en la isla que acude a la justicia.

Por Inter News Services

El dispensario de cannabis medicinal The Family Dispensary, cuyo permiso de uso fue revocado recientemente por el municipio de Bayamón luego de una visita sorpresa de la representante María Milagros Charbonier, sometió una demanda contra el ayuntamiento en la que solicita dejar sin efecto la orden de paralización de uso y cierre expedida por el municipio.

Este es el primer caso que se radica ante un tribunal en Puerto Rico relacionado a la emergente industria del cannabis medicinal.

Emily Chaparros, gerente de The Family Dispensary, dijo que “el súbito cierre del único dispensario de cannabis medicinal en Bayamón está privando a más de 400 pacientes de tener acceso a sus medicamentos. Además, la mercancía corre el riesgo de sufrir daños”.

Godwin Aldarondo, de la firma Aldarondo Girald Law PSC, representante legal de Family Dispensary, informó que una vez que el municipio expide un permiso de uso, este carece de facultad para cancelarlo, ya que esa facultad es exclusiva de los tribunales.

“En este caso el municipio no le notificó de ninguna deficiencia ni violación alguna al dispensario antes de ordenar su cierre. Tampoco se le informó de sus derechos para solicitar reconsideración o impugnar la acción, lo que alegan es una violación a su derecho propietario y al debido proceso de ley”, explicó Aldarondo.

El pasado 10 de marzo de 2017, de manera sorpresiva, la representante Charbonier se presentó al establecimiento en una llamada audiencia ocular junto a un grupo de personas y miembros de la prensa. En la ocasión, la legisladora señaló públicamente que el permiso de uso del dispensario había sido expedido para la venta de artículos de primera necesidad y no para dispensar cannabis medicinal.

Sin embargo, el concepto de “artículos de primera necesidad” incluye alimentos y medicamentos con o sin receta, según definido por el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), señaló Aldarondo.

En la demanda, la firma Aldarondo Girald Law solicita que se deje sin efecto la orden del municipio y se le permita continuar operando, ya que cuenta con la licencia del Estado Libre Asociado para operar un dispensario de cannabis medicinal.

Loading...
Revisa el siguiente artículo