JCA multa empresa por descargar desperdicios sólidos en Adjuntas

La denuncia presentada el martes pasado se atendió de inmediato por los técnicos de la agencia y en menos de 72 horas la JCA emitió la orden con las multas administrativas.

Por EFE

San Juan- La Junta de Calidad Ambiental (JCA) ha impuesto tres multas que suman 6.000 dólares a Guaynabo Destape, por incumplimiento a reglamentos ambientales de la agencia, después de que la empresa dedicada a recoger y transportar desperdicios sólidos no peligrosos vaciara de forma inadecuada las aguas usadas de la escuela Francisco Petri Mariani, ubicada en el barrio Guillarte de Adjuntas, centro de Puerto Rico.

Los hechos ocurrieron el martes 21 de marzo cuando la mencionada compañía realizaba trabajos en el plantel escolar.

Según se desprende de la investigación realizada por personal técnico de la JCA, empleados de la compañía dejaron el camión tanque en la entrada del barrio Guillarte, pues las carreteras del sector y el tamaño del vehículo impedían la entrada del equipo hasta la escuela, informó hoy la JCA.

Tras dos viajes, en donde un camión más pequeño extraía las aguas usadas, los empleados de Guaynabo Destape se percataron que la válvula del vehículo principal estaba abierta, lo que provocó que las aguas usadas se derramaran en el terreno; sin embargo, la pesquisa de la JCA concluyó que el líquido no llegó hasta el cuerpo de agua cercano al área del incidente.

La denuncia presentada el martes pasado se atendió de inmediato por los técnicos de la agencia y en menos de 72 horas la JCA emitió la orden con las multas administrativas.

Como resultado de la inspección, la Junta de Calidad Ambiental encontró deficiencias y violaciones al Reglamento para el Manejo de Desperdicios Sólidos No Peligrosos de Puerto Rico.

“La investigación reflejó que Guaynabo Destape violó las condiciones del permiso, según dispone la regla que establece que “el poseedor cumplirá con todas las condiciones del permiso y cualquier incumplimiento constituirá una violación al estatuto y a la JCA”, señaló la JCA.

Además se determinó que la empresa no tomó las precauciones necesarias para que no se derramaran los desperdicios sólidos no peligrosos.

A su vez, la empresa descargó los desperdicios sólidos no peligrosos en un lugar no autorizado por la JCA, lo que constituye una violación a la regla que dispone que “ninguna persona ocasionará o permitirá la dispersión, derrame, descarga, depósito, disposición o acumulación de desperdicios sólidos no peligrosos en ningún predio, acera, vía de acceso pública o privada, cunetas, calles o cualquier sitio no autorizado por la JCA”.

Igualmente, se ordena a Guaynabo Destape el cese y desista de causar o permitir la práctica de disponer desperdicios sólidos no peligrosos en predios no autorizados por la JCA y que la empresa desista de incumplir las condiciones del permiso de referencia.

Personal técnico de la agencia verificará el cumplimiento mediante auditorías e inspecciones, las que comenzarán una vez se complete el diligenciamiento de la orden; de incumplir con ella, la JCA podrá multar a la empresa con 25.000 dólares diarios hasta que la compañía cumpla con la misma.

Loading...
Revisa el siguiente artículo