Buscan implantar en la isla nuevo programa de préstamos por depósito diferido

La misma establece cantidades de dinero módicas, sin necesidad de colateral y que vencen el día de cobro de la persona que lo solicita.

Por Inter News Services

El representante José Enrique Meléndez Ortiz anunció que la Comisión de Asuntos del Consumidor de la Cámara de Representantes celebrará hoy miércoles (1:00 de la tarde) una audiencia pública para analizar el proyecto de la Cámara 800, para crear la “Ley de Préstamos por Depósito Diferido”.

La medida se sometió el pasado 21 de febrero para autorizar y regular en Puerto Rico la industria de préstamos por depósito diferido, conocidos comúnmente en inglés como “payday loans”.

La legislación abre las puertas al establecimiento de esta industria, cuyo propósito es ofrecerle al consumidor opciones para cumplir con obligaciones financieras a tiempo y no incurrir en el pago de multas, cargos por tardanza y otros.

Los préstamos por depósito diferido se hacen por cantidades de dinero módicas, sin necesidad de colateral y vencen el día de cobro de la persona que lo solicita.

Típicamente, se utilizan en situaciones donde el individuo no puede cumplir con un pago de deuda a tiempo y necesita acceder dinero para cumplir con su responsabilidad y evitar caer en incumplimiento.

Conforme a la legislación presentada, la cantidad de un préstamo por depósito diferido no podrá ser más de 800 dólares o mayor del 25% del ingreso mensual bruto del consumidor, cualquiera que sea menor.

Del mismo modo, la cantidad financiada al consumidor no podrá sobrepasar los 800 dólares y ningún instrumento retenido como resultado del préstamo podrá exceder 960 dólares.

Actualmente, la industria de préstamos por depósito diferido existe en 36 de los 50 estados de Estados Unidos.

En estos estados la industria está debidamente regulada.  Encuestas realizadas en los Estados Unidos apuntan a la conveniencia de estos préstamos como la razón primordial para utilizarlos, dijo el legislador.

Agregó que también se ha evidenciado que estos préstamos no resultan en un aumento en las deudas del consumidor.

“Por el contrario, los mismos permiten al consumidor estabilizar sus finanzas en momentos de estrechez”, dijo.

Meléndez Ortiz sostuvo que “en momentos de dificultad económica para tantos puertorriqueños, los préstamos por depósito diferido permiten que familias que se encuentren apretados por diversas razones y estén en riesgo de no pagar su factura mensual de luz o agua, puedan hacerlo y así evitar cargos por reconexión o pagos tardíos”.

En Puerto Rico, un consumidor que se enfrenta a insuficiencia de fondos antes de su próximo pago se expone a penalidades, cargos o intereses que fluctúan entre 30 dólares en cargos bancarios hasta 75. por reconexión del servicio de agua.

La medida dispone los parámetros y procesos para establecer la industria de préstamos por depósito diferido de manera “clara y ordenada”.

Autoriza al Comisionado de Instituciones Financieras a establecer los reglamentos necesarios para cumplir con el propósito de la ley, incluyendo la expedición de licencias para ofrecer el servicio y la constante evaluación de los negocios para asegurar su sana administración.I

Loading...
Revisa el siguiente artículo