Raschke brinda ayuda espiritual a exdictador panameño

El religioso boricua viajará a Panamá para estar con Manuel Antonio Noruega, tras derrame cerebral.

Por Inter News Services

El presidente del Ministerio Clamor a Dios, el puertorriqueño Jorge Raschke, viajará el 19 de marzo próximo a Panamá para estar junto a Manuel Antonio Noruega, debido al delicado estado de salud del dictador de 83 años.

Raschke, quien brinda hace años ayuda espiritual al militar, espera estar junto a la familia de Noruega, quien sufrió una hemorragia cerebral luego de ser sometido a una operación en el hospital Santo Tomas, en Ciudad de Panamá, donde permanece en estado grave.

“El domingo 19 parto a Panamá para visitar al general”, afirmó el religioso sobre un viaje que ya ha efectuado en el pasado para dar cobijo espiritual al dictador que gobernó Panamá entre 1983 y 1989, cuando se produjo la invasión de EEUU.

Sin embargo, en esta ocasión será diferente, ya que el exgobernante permanece sedado debido a la intervención quirúrgica a cráneo abierto a la que fue sometido.

Raschke conoció a Noriega en 1982 cuando era coronel y lo defendió ante las presiones del entonces obispo Marcos Gregorio McGrath, quien buscaba que fuera expulsado de ese país.

“El quería sacarme, deportarme, pero recibí una llamada para acudir a un cuartel, un sitio humilde, donde estaba Noriega, quien me dijo que mientras él tuviera influencias nadie me iba a tocar”, recuerda.

Agrega que “en ese entonces le anticipé que iba a llegar al poder y no lo vi más”.

Transcurridos varios años, Raschke no volvió a reencontrarse con Noriega, “pese a que en 1986 di en Panamá un discurso fuerte en el que denuncié la corrupción y se me respetó aunque hablé de la sangre, el hambre y los disturbios”.

“Incluso, recibí llamados para que fuera a verlo, un avión incluso, pero debido a lo que sucedía no acepté”, rememora.

Raschke y Noriega se estrecharon la mano nuevamente años después, cuando ya el dictador estaba preso en Miami y había sido depuesto,

“Me colocó en la lista de visitas. Nos vimos en un cubículo transparente que tenía cámaras y micrófonos. Por alguna razón, él estaba en uniforme, lo que me sorprendió. Iba escoltado y en la mano tenía una biblia”, cuenta el religioso.

Según el presidente del Ministerio Clamor a Dios, “no hablamos de política, solo de cuestiones espirituales. Y en un momento entraron sus dos hijas, que son abogadas. El llevaba varios años preso agarrado a su Biblia. Le dije que Dios le salvó la vida”.

Añade que “él estaba dispuesto a aceptar la voluntad de Dios”.

Luego de la invasión de EEUU a Panamá, el militar fue encarcelado en EEUU.

En 1992 fue condenado a 60 años de cárcel por acusaciones de narcotráfico, que más tarde se rebajó a 20 por buena conducta.

En e 2008, Francia solicitó su extradición y la justicia de ese país le impuso una pena de siete años de cárcel por blanquear dinero del narcotráfico.

Sin embargo, en 2011 fue extraditado a Panamá, donde Raschke comenzó a visitarlo sistemáticamente.

“Estaba en la cárcel Renacer cuando comencé a visitarlo. He estado todos estos años viajando a verlo. Visitas de tres a cuatro horas. Le llevaba literatura, dulces e incluso en una ocasión le compré un aire acondicionado porque el que tenía se lo robaron”, narra.

De acuerdo con el religioso, eran “conversaciones espirituales. Tenía una vida sin lujos, con una cocina y una neverita. Después de unos años le pidió perdón al país por la televisión”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo