Legislador popular asegura P.R. no puede esperar en el tema de salud

La propuesta de Hernández a Rosselló es crear grupos de tres a cuatro personas —con un legislador novoprogresista, uno popular, un alto jefe de agencia y un representante del sector privado.

Por Metro Puerto Rico

El gobernador Ricardo Rosselló tiene ante sí una propuesta del portavoz del Partido Popular en la Cámara de Representantes Rafael “Tatito” Hernández para hacer un frente común y cabildear intensamente en las próximas semanas por fondos federales para salud antes de que se dé el proceso de presupuesto en Puerto Rico.

La clave son las fechas. Según Hernández, Puerto Rico tiene que insertarse en el proyecto de ómnibus presupuestario que se aprobaría el 28 de abril para así poder tener un presupuesto certero a presentarse en mayo y aprobarse antes del 30 de junio, cuando inicie el nuevo año fiscal. La opción de esperar la reautorización del plan de salud infantil (CHIP) para finales de septiembre no sería real para Puerto Rico, que inicia su presupuesto el 1.o de julio.

El secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Ramón Rosario, expuso que Rosselló ya tiene un plan de acción y que espera que Hernández se una a este. “El gobernador Ricardo Rosselló Nevares le informó al representante Hernández Montañez los esfuerzos y reuniones que él estaba haciendo en Washington D. C. para atraer más fondos federales. El representante ofreció incluir a los legisladores del PPD e informó que había hablado con el senador Eduardo Bhatia. En ese contexto, el gobernador le pidió que se uniera al esfuerzo que ya está haciendo su administración con los legisladores del PNP, y el representante Hernández Montañez quedó en liderar a sus legisladores”, expresó Rosario en declaraciones escritas.

La propuesta de Hernández a Rosselló es crear grupos de tres a cuatro personas —con un legislador novoprogresista, uno popular, un alto jefe de agencia y un representante del sector privado— para sostener reuniones diarias con congresistas en Washington. Sin embargo, advirtió que Puerto Rico no puede ir a pedir con las manos vacías, pues el ambiente en Washington es que ya ellos dieron el paso bipartidista de aprobar PROMESA y que Puerto Rico debe utilizar esa herramienta. De igual forma, Hernández sostiene que la isla no puede pedir los $1,200 millones para el plan de salud, sino ajustar el número a una cantidad menor, que él estima pueden ser $800 millones.

A juicio de Hernández, Puerto Rico debe llegar a tocar puertas en el Capitolio federal con esto: 1) un acuerdo de negociación con los bonistas (un RSA, como ocurrió en la Autoridad de Energía Eléctrica, que le dé a su vez certeza a la isla de lo que debe presupuestar en el 2017-2018 para pago de la deuda); 2) un ajuste al plan de salud (con alguna certificación de salud federal de que los números son alcanzables); y 3) resultados concretos de PROMESA (una certificación de cuánto dinero han ahorrado con medidas fiscales, como el recorte de contratos y congelación de plazas).

Hernández se comprometió con Rosselló a tener disponibles a miembros clave de su delegación para mostrar un esfuerzo bipartidista. El legislador le dijo a Metro que lo importante es amarrar el mensaje que todos comuniquen lo mismo y que no se salgan a otros temas para no romper con el esfuerzo bipartidista.

Loading...
Revisa el siguiente artículo