Rosselló afirma reducción de más de $300 millones sería un "cantazo" en Salud

La Junta de Supervisión Fiscal federal recomienda una reducción de mil millones de dólares

Por Karixia Ortiz

El gobernador Ricardo Rosselló afirmó que, ante la incertidumbre en cuanto al tema de salud en el Gobierno federal, los esfuerzos deben dirigirse a solicitar la paridad en los fondos de salud para la Isla, pues el recorte de mil millones de dólares que recomienda la Junta de Supervisión Fiscal federal en ese renglón sería “devastador”.

El Plan Fiscal que le presentó el Gobierno a la Junta el 28 de febrero pasado contempla un ajuste que totalizan los $300 millones. Sin embargo, esa cantidad se queda corta ante los mil millones de dólares en reducción en los que insiste la Junta.

A juicio del primer ejecutivo, “redujimos $300 millones, porque reducir $500 millones en la industria de salud le daba un cantazo devastador a esa industria. Y por lo tanto llegar a la reducción del doble de eso seria un cantazo del doble de esa magnitud”.

Según el primer ejecutivo, llegar a las cifras que recomienda la Junta dejaría a miles de personas sin el acceso a la salud y a otras tantas sin la posibilidad de recibir medicamentos.

Rosselló Nevares indicó que los recortes en salud y la propuesta de un nuevo sistema se realizó sin contemplar fondos federales adicionales.

La propuesta del gobernador sobre el plan de salud en el Plan Fiscal propone convertir a Puerto Rico en una sola región, crear más competencia y costo efectividad, aumentar las opciones para los pacientes, incrementar el número de aseguradoras y grupos médicos, además de que el gobierno pague por las opciones básicas y menos costosas.

En este mismo renglón se hará cumplir la dispensación obligatoria de medicamentos genéricos, actualizar el formulario de medicamentos preferidos para aumentar la rentabilidad y establecer iniciativas de ahorro compartido con instituciones que se benefician de precios más competitivos en los medicamentos.

Las iniciativas generarían $500 millones en ahorros en la próxima década, según se establece en el plan fiscal.

“Si contemplan por un momento lo que implica dejar a 300 mil personas sin acceso a la salud y un a millón de personas sin acceso a medicamentos, contemplen si, en efecto, va a haber una reducción de gastos verdaderamente o si simplemente esas personas se van a dar el servicio en otro lado, desangrando el sistema como sea. Por eso lo que pido es que seamos racionales y busquemos cómo esto puede impactar de una manera directa”, comentó el gobernador ante preguntas de la prensa sobre el panorama de la salud en términos de lo que solicita la Junta.

El primer ejecutivo alertó que un recorte drástico afectaría directamente a las familias, provocaría un éxodo masivo y trastocaría los recaudos de una manera significativa.

Rosselló Nevares afirmó que cabildeará en Washington para tener acceso a los fondos destinados a la salud hasta el 2020 porque “a nivel federal hay incertidumbre en cuanto a lo que va a ocurrir”.

A inicios de semana congresistas republicanos presentaron el proyecto de ley que sustituirá el conocido Obamacare. Pero, en esa medida no se incluye a Puerto Rico como uno de los beneficiarios del nuevo sistema de salud público federal.

Las expresiones del gobernador surgieron en su participación como orador en el almuerzo del Puerto Rico Health & Insurance Conference 2017 de la Cámara de Comercio de Puerto Rico.

Loading...
Revisa el siguiente artículo