Caso O’Neill genera fricción en el Penepé

La investigación contra el alcalde de Guaynabo por alegado maltrato y hostigamiento sexual a una exagente de la Policía municipal sigue avanzando.

Por Metro Puerto Rico

El reclamo de renuncia al alcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill, por parte del gobernador Ricardo Rosselló ha levantado una aparente división con el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, quien ha asumido la defensa para que O’Neill siga en el cargo.

Ayer, luego que el gobernador aceptara de forma “irrevocable” la renuncia de O’Neill a la presidencia del comité municipal del Partido Nuevo Progresista (PNP), Rivera Schatz le recordó que el cacique guaynabeño fue elegido por su pueblo y que “deben respetar los procesos de ley y orden en el Gobierno y en el partido.

Mientras, la investigación contra el alcalde por alegado maltrato y hostigamiento sexual a una exagente de la Policía municipal sigue avanzando.

La secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, dijo ayer que la pesquisa  está “muy adelantada. Es importante que sepan que está investigación, como todas las demás, van a su tiempo. No nos podemos llevar por la opinión pública ni la prisa. Yo, como secretaria de Justicia, no voy a violentar la ley para complacer alguna opinión”, indicó Vázquez, quien confirmó que ayer citó a cuatro personas de la Policía municipal de Guaynabo para ser entrevistadas.

Mientras, en el tribunal federal se dilucidaba la demanda contra el hijo del alcalde, Héctor O’Neill Rosa, por parte de una abogada que alega que este la acosaba sexualmente.

La fémina pide una compensación de $10 millones.

De acuerdo con Telenoticias, la magistrada que ve el caso ordenó que se entregaran todas la querellas por hostigamiento sexual que hay en el municipio desde el 2005 hasta el
presente. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo