El Ejecutivo defiende medidas que critica el PPD

El intercambio de mensajes inició con la propuesta del Plan Fiscal.

Por Metro Puerto Rico

El intercambio de mensajes sobre el Plan Fiscal entre funcionarios de la actual administración y de miembros del Partido Popular Democrático (PPD) no concluye aún.

A tres días de el gobernador Ricardo Rosselló haber presentado el documento a la Junta de Supervisión Fiscal federal y a un día de la orden ejecutiva que aumenta el salario mínimo de los empleados públicos, las críticas en torno a lo que representan estas medidas fiscales no se han hecho esperar.

Por un lado, el PPD denunció que el Plan Fiscal representaba la imposición de unos 77 impuestos. Aspecto que La Fortaleza desmintió.

Mientras, por otro lado, el representante de la Pava, Jesús Manuel Ortiz, planteó hoy que el aumento del salario mínimo de $7.25 a $8.25 entre los empleados públicos “lacera” la confianza y “juega” con las “verdaderas” necesidades de los trabajadores.

A su juicio, “los números del propio Departamento del Trabajo evidencian que muy pocos empleados en el gobierno, si alguno, y muchos menos en la industria de la construcción, tienen salario mínimo”.

Ortiz afirmó que las estadísticas más recientes del Censo Trimestral de Empleos y Salarios del Departamento del Trabajo (junio 2016), establecen que el salario promedio semanal de los 76,221 empleados públicos con salarios más bajos es $592, lo que equivale a $8.65 por hora, 40 centavos más que la cifra establecida por el gobernador”.

Añadió que “en el caso de los trabajadores de la construcción, las cifras oficiales establecen que para el 2016, en Puerto Rico habían un total de 29,560 trabajadores en este sector, cuyo salario promedio es de $10.11 por hora y el básico de $8.18 por hora”.

“Esto significa que la orden ejecutiva del gobernador tiene ninguno o muy poco impacto en los salarios de estos obreros”, opinó.

No obstante, el secretario de Asuntos Públicos y Política Pública, Ramón Rosario, y el secretario del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Carlos Saavedra, aseguraron que los miembros del PPD desinforman a la población cuando alegan que el nuevo plan fiscal contempla nuevos impuestos por un total de 1,409 millones.

Además, rechazaron las alegaciones de que el aumento de salario en los empleados de la industria de la construcción que contratan con el gobierno, establecido en la orden ejecutiva 2017-026,  no beneficiará a estos trabajadores del sector privado porque en promedio cobran más de $8.25.

Según explicó Saavedra, el promedio del salario en la industria de la construcción es de $10.11, según las estadísticas del Departamento del Trabajo (Informe Puerto Rico Occupational Employment Statistics del 2015), porque se incluye a electricistas, plomeros, entre otros que están mejor remunerados que los obreros de la construcción regular.

“Ese salario promedio recoge a los más que cobran y a los menos que cobran entre los trabajadores y profesionales de la industria de la construcción y no solo a los muchos de esos obreros que trabajan con el salario mínimo de $7.25 y que ahora se aumenta a $8.25 gracias a la Orden Ejecutiva 2017-026 del gobernador”, comentó el secretario del Departamento del Trabajo.

Ambos funcionarios también recordaron que la industria de la construcción tiene miles de empleados por debajo de $8.25, que se beneficiarán de este aumento.

Loading...
Revisa el siguiente artículo