Alcaldesa de Salinas se baja el sueldo

Karilyn Bonilla Colón redujo 10 % de su salario y congeló las contrataciones en el municipio, entre otras medidas para enfrentar la crisis fiscal. No contempla, por ahora, reducir la jornada laboral de los empleados municipales.

Por Metro Puerto Rico
Alcaldesa de Salinas se baja el sueldo

La alcaldesa de Salinas, Karilyn Bonilla Colón anunció que se redujo el sueldo y que adoptó medidas de estabilización fiscal para enfrentar la crisis económica que afecta a su municipio.

 

La Legislatura Municipal de Salinas aprobó una resolución recomendando a la alcaldesa evaluar e implementar medidas para la estabilización fiscal y proteger los servicios esenciales a los constituyentes. Algunas de las medidas recomendadas son: la congelación de puestos, la prohibición de creación de puestos nuevos, reducción de gastos operacionales, evaluación de gastos anuales en contratos de servicios profesionales y no profesionales, entre otros.

 

“La primera medida que he ordenado es la reducción de mi salario, el ajuste de gastos operacionales en un 10%, la reducción de gastos en los servicios de confianza y servicios profesionales, la eliminación y reducción de gastos como viajes y actividades, y la renegociación de contratos. Simultáneamente y para aumentar los ingresos del Municipio, establecimos un equipo de trabajo para mejorar la captación del IVU, patentes y arbitrios de construcción. Además, revisamos el reglamento de venta de solares y estorbos públicos para que sea un proceso ágil, que permita atender la problemática de vivienda a la vez que allegamos fondos a las arcas municipales. De otra parte, y para promover el desarrollo económico de la ciudad, encaminamos el proceso para la creación de empresas municipales, la primera que comenzaremos será de Servicios Turísticos y Recreativos. Nuestro empeño es utilizar al máximo los recaudos en el servicio directo a los ciudadanos”, expresó la Alcaldesa en declaraciones escritas.

 

El comunicado del municipio apunta a que la estabilidad fiscal de los gobiernos municipales está en peligro debido a la prolongada recesión económica la cual ha paralizado la construcción de proyectos de infraestructura que nutren la partida de arbitrios de construcción; la disminución en las ventas que afectan los ingresos por concepto de IVU y patentes municipales; la congelación o la demora en los desembolsos de las cuentas en Hacienda y el Banco Gubernamental de Fomento; el aumento en las aportaciones patronales impuestas por Ley a los Sistemas de Retiro, ASES y AAA; entre otros. A esto se une el que la Junta de Control Fiscal ha hecho recomendaciones dirigidas a la reducción de gastos, aumento de ingresos y la eliminación de los subsidios a los municipios.

Al momento, ninguna de las medidas implementadas incluye la reducción de la jornada laboral de los empleados públicos. La Administración Municipal está enfocada en el mejoramiento continuo de los controles internos, la fiscalización efectiva y la implementación de medidas que logren la inyección de nuevos dineros.

Loading...
Revisa el siguiente artículo