Grupo de estudiantes rechaza paralización de la UPR

Coalición Universitaria por el Progreso alza la voz contra recortes, pero señalan que la Universidad debe permanecer abierta

Por Lyanne Meléndez
Grupo de estudiantes rechaza paralización de la UPR

Estudiantes agrupados bajo la Coalición Universitaria por el Progreso (CUP) aseguraron hoy que aunque están en contra de los recortes que afecten los servicios de la Universidad de Puerto Rico (UPR), rechazaron el cierre de los recintos como mecanismo de protesta.

“Un voto por la huelga es un voto por la Junta de Control Fiscal, un voto por la huelga es un voto por la posible desacreditación de la universidad, un voto por la huelga es un voto por la posible pérdida de fondos”, dijo Bryan Díaz, portavoz del grupo que lleva alrededor de dos meses como colectivo.

Añadió que “los movimientos estudiantiles tienen que estar a la altura de los tiempos en que vivimos”.

En conferencia de prensa y acompañado por otros estudiantes de varias facultades, Díaz anticipó que para este miércoles en la asamblea general esperan presentar mociones, entre ellas, proponer un comité de negociación.

“Queremos establecer un comité de negociación con nuestro gobernador Ricardo Rosselló y los miembros de la Junta de Control Fiscal que esto nos afecta a todos”, expresó el estudiante.

Las reacciones de este grupo surgen en medio de abruptos cambios ocurridos estas semanas ante la renuncia de la presidenta interina, Celeste Freytes, y de varios rectores, y a solo días de que el gobierno debe entregar un plan fiscal que incluya recortes en el sistema universitario.

Por su parte, Alejandro Caminero, de la Escuela de Derecho, estableció que “si (el recorte de $300 millones) viene de un reclamo de la Junta, cerrar las operaciones de la Universidad pone presión sobre la Universidad, no pone presión sobre la Junta, por lo tanto es un golpe autoinfligido que puede provocar que nosotros mismos como universidad perdamos mecanismos de debate”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo