Movimiento obrero de Puerto Rico se prepara para protestar la reforma laboral

Diversos sindicatos y organizaciones se concentrarán mañana para protestar contra leyes de reciente aprobación.

Por EFE
Movimiento obrero de Puerto Rico se prepara para protestar la reforma laboral

El movimiento obrero y sindicatos de diversos sectores de Puerto Rico se preparan para una manifestación, que confían sea masiva, convocada para mañana en la capital en contra de la reforma laboral y otras medidas que el ejecutivo de la isla espera que ayuden a salir de la crisis.
A finales de enero el gobernador, Ricardo Rosselló, firmó la controvertida Ley de Transformación y Flexibilidad Laboral, que, según el Ejecutivo, contribuirá a que la isla sea más competitiva y fomente el desarrollo económico.
Para sus críticos, los sindicatos, se trata de un paso atrás en los derechos adquiridos durante muchos años por los trabajadores.
El movimiento obrero puertorriqueño ha convocado a la clase trabajadora y a todos los sectores sociales de la isla a unirse a la concentración de mañana en San Juan contra los cambios en las leyes laborales bajo el lema “Rescatemos nuestros derechos”.
Esta es la segunda manifestación que se celebra en contra de dicha pieza legislativa tras la que tuvo lugar el pasado 29 de enero frente al Capitolio.
El liderato sindical explicó que la concentración será la oportunidad para que todos los sectores sociales demuestren su “inconformidad con los diversos proyectos de ley que implican cambios a la legislación laboral”.
La concentración se producirá mientras el gobernador acude, en el Centro de Convenciones, a un evento de la Asociación de Industriales de la isla.
“En menos de un mes aquí se desmanteló toda la legislación protectora del trabajo sin mediar la oportunidad de diálogo. Vamos todos juntos a demostrarle al gobierno, los legisladores, a la Junta de Control Fiscal y a ese sector empresarial, cuán irresponsables son con la economía de este país”, declaró Gerson Guzmán, presidente de la Unión General de Trabajadores (UGT), en un comunicado conjunto.
Por su parte, Iram Ramírez, presidente de la Unión Internacional de Empleados Profesionales de Oficina, expresó que “quieren que la crisis la paguen solamente los trabajadores porque la supuesta austeridad no se ve cuando dan contratos a diestra y siniestra a asesores y políticos derrotados”.
“En un mes nos han querido pasar como una aplanadora de nuestros derechos. Pero, el movimiento obrero está de pie y esta será la primera de varias acciones que estaremos llevando a cabo en defensa de nuestros derechos porque a la larga, no se trata solo de los trabajadores, sino del futuro de nuestro país”, dijo.
Ramírez indicó que la concentración “Rescatemos nuestros derechos” contará con la presentación de varios artistas y oradores y en la misma “explicarán porqué los cambios a las leyes laborales afectan a nuestro pueblo, a nuestra juventud, a la mujer trabajadora, a todo el que cambie de empleo, y la consecuencia será un aumento en la migración y mayor empobrecimiento del pueblo”.
La Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR) también apoya la protesta que llevaran a cabo los sindicatos contra la reforma laboral que, consideran, ataca sus derechos.
La FMPR dijo que es necesario marchar este jueves 9 de febrero contra “la masacre de derechos laborales y los ataques despiadados a los medios de vida de los trabajadores públicos y privados”.
Ante la posibilidad de que la asistencia sea masiva organismos como la policía, la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) o la Autoridad de los Puertos de Puerto Rico han anunciado medidas para intentar prevenir el caos en la capital.
Para el Gobierno La Ley de Transformación y Flexibilidad Laboral firmada hoy elimina la Ley de Cierre para activar la economía y hacer más fácil la vida de todos los puertorriqueños a la hora de hacer sus compras.
La medida reconoce, además, el derecho de todo empleado a solicitar el tiempo necesario para asistir a un servicio religioso.
Además, permite a los empleados acordar voluntariamente horarios flexibles para que los días de trabajo sean menos y reconoce por primera vez el derecho de las madres lactantes con empleo a tiempo parcial para que tengan 30 minutos de lactancia por cada 4 horas.
Al mismo tiempo, aumenta beneficios por desempleo de un máximo de 133 dólares a un máximo de 240 semanales.
Se establece que el período probatorio sea de 9 a 12 meses para incentivar la contratación y regula escalonadamente los días de vacaciones además de mantener los 12 días acumulados de enfermedad para los nuevos empleados.
A su vez, prevé que las personas empleadas en la actualidad seguirán teniendo Bono de Navidad y los días por enfermedad y vacaciones que siempre han tenido.
La pieza también prohíbe y constituye en delito que un patrono despida empleados existentes para contratar un empleado nuevo para beneficiarse de la Ley de Transformación y Flexibilidad Laboral.

Loading...
Revisa el siguiente artículo