McClintock choca nuevamente con un Rosselló

Un pulseo por las posiciones de liderato en el cuadro directivo local del Partido Demócrata vuelve a enfrentar al exsenador con un Rosselló.

Por Aiola Virella
McClintock choca nuevamente con un Rosselló

El gobernador Ricardo Rosselló inició una ofensiva para asumir el control del Partido Demócrata en Puerto Rico, pero se topó con la negativa del exsecretario de Estado Kenneth McClintock, cuya acción de aferrarse a la posición de National Committeeman le cerraría las puertas en la administración actual, según fuentes de Metro.

Tras la victoria electoral de Rosselló en noviembre pasado, este le solicitó a su gente de confianza que iniciara las negociaciones para ubicar en las posiciones clave del Partido Demócrata local a personas que le respondan a él. Estas negociaciones culminaron la semana pasada con la salida de Liza Ortiz a su cargo de National Committeewoman y la renuncia de Roberto Prats como presidente del brazo local de la colectividad estadounidense.

Tres fuentes independientes de este diario aseguraron que la salida de Liza Ortiz, quien en el pasado dirigió la campaña de David Bernier a la gobernación, fue producto de un proceso armonioso, pues ella estaba ya en un proceso de salir de posiciones políticas. Según Metro supo, en el caso de Prats, hubo negociaciones más intensas, pero que al final culminó con la salida del abogado. De hecho, se acordó que la gente de Rosselló designaría a una vicepresidenta que asume la presidencia interina hasta la asamblea. Sin embargo, las tres fuentes coinciden en que McClintock se ha negado a la petición del grupo de Rosselló.

“Kenneth les propuso que lo dejaran hasta la próxima convención cuando vence su término, pero le dijeron que no”, dijo una de las personas que habló fuera de récord.
Dos de las fuentes coincidieron en que es normal que Rosselló quiera asumir el control del Partido Demócrata local. “Es la primera vez que hay un gobernador demócrata que le interesa el partido. Eso no pasaba desde que su papá era gobernador”, dijo uno de los informantes.

Otra de las personas que conocen de cerca el proceso fue más allá y planteó que con su acción McClintock se ha ubicado como persona non grata de la administración y que “tiene las puertas cerradas en este gobierno”. Mientras que otro apuntó a que “estan pensando radicarle querellas en el Partido Demócrata Nacional”.

McClintock y Prats llevaban 14 años ocupando el liderato del Partido Demócrata local. De hecho, al ser cuestionado sobre las razones para pedir la salida de McClintock, quien es estadista, una de las fuentes respondió: “Porque ya lleva demasiado tiempo y el partido necesita una renovación”.

En el pasado, McClintock tuvo un choque colosal con Pedro Rosselló, padre del gobernador, al no cederle la presidencia del Senado. De hecho, el entonces senador McClintock logró amarrar un grupo de senadores novoprogresistas y con los votos de los senadores del Partido Popular Democrático mantuvo el poder. Al grupo se le nombró los “pava-Clintocks” por parte de un sector político pues negociaron la aprobación de medidas con el entonces gobernador, Aníbal Acevedo Vilá.
Reacciona McClintock

Entretanto, McClintock destacó que nunca ha hablado del tema con el gobernador ni con nadie de confianza del primer mandatario.
“En lo absoluto, el gobernador ni nadie allegado a él me ha solicitado mi salida de la posición. Yo he puesto a su disposición y a la del partido los contactos y la experiencia que poseo dentro del Partido Demócrata”, dijo el exsecretario de Estado, quien no contempla retirarse del cargo.

Tras las declaraciones de McClintock, Metro pudo corroborar que en efecto las comunicaciones se dieron.

Al atender a este diario, McClintock dijo que actualmente se prepara para explicarles a sus contactos en el Congreso la importancia y las repercusiones del plebiscito que convocó el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz. Una de las fuentes de Metro apuntó a que el exsenador estaría trabajando para Rivera Schatz.

Sobre si es una persona non grata en el Ejecutivo por la disputa que protagonizó on el padre del hoy gobernador, McClintock señaló que eso no ha pesado en su relación con Ricardo Rosselló. “No he tenido ningún problema con él (actual gobernador). Esa página pasó hace mucho tiempo”, sentenció McClintock.

Loading...
Revisa el siguiente artículo