Director 911: “Nos dejaron $2 millones disponibles”

Entrevista con el director del Sistema de Manejo de Emergencias 911, Héctor Torres.

Por Aiola Virella
Director 911: “Nos dejaron $2 millones disponibles”

Cuando el nuevo director del Sistema de Emergencias 911, Héctor Torres llegue a la agencia, tras su confirmación de ayer en el Senado, se topará con que el fondo de emergencia o reserva de la agencia se hizo sal y agua. Movidas como el envío de $12 millones al Banco Gubernamental de Fomento y los planes de construir un nuevo edificio entre otros, mermaron el fondo de $37.6 millones a $2.4 millones. Además, algunas empresas de comunicaciones que cobran los .50 centavos del cargo para el 911 no han enviado el dinero al gobierno. Unas seis empresas deben $8 millones al 911. Torres habló con Metro sobre sus planes y sus retos.

 

Cuando era legislador habló de cómo los municipios podían integrarse al sistema de emergencias 911, ¿va a buscar esa integración como director?

 

-Definitivo. Apenas tenemos 49 municipios activos en lo que concierne a emergencias médicas, unos 65 en lo que concierne a desastres, no emergencias médicas (OMD). Creo que es una buena oportunidad. Mi meta es llevarle este mensaje a los 78 municipios, de que podamos establecer un sistema de bioterrorismo, de rescate de manera directa, que podamos informar que nuestro rol es uno de poder compenetrar todas y cada una de las agencias de seguridad pública.

 

Uno de los datos recientes sobre el sistema de manejo de emergencia apunta a que el 85 % de las llamadas no son emergencias. ¿Cómo llevar el mensaje de que es un sistema sensitivo?

 

-Algo que no se ha dado a conocer, lamentablemente, desde el año 2012, cuando este servidor fue legislador trabajó como presidente de la Comisión de Seguridad Pública lo que es la nueva Ley del 311. El 311, precisamente viene porque el número de llamadas que se recibían al 911, quizás del 70 al 80 % la definición constituía que no era una emergencia. En eso tenemos que ser también cuidadosos en el término de definir lo que es una emergencia porque quizás lo que no es una emergencia para mi, lo puede ser para una persona envejeciente, una persona encamada, una persona que tenga una condición de salud mental, entre otros. Entiendo que la agencia ha sido muy pobre en llevar esa orientación al pueblo.

 

-Enfrentamos una serie de retos. ¿Qué hemos encontrado en transición? Al momento, dando por bueno aquello que se nos da en transición, del fondo de reserva —que es el 15 % aproximadamente que en el año 2012 se había certificado $40 millones, al día de hoy lamentablemente ese fondo que se supone que no se tocara única y exclusivamente para casos de emergencias, consumieron cerca de casi $38 millones dejando $2 millones solamente disponibles y lo más triste de ello es que según los datos de transición, se utilizaron para cosas que no son emergencias.

 

¿Se utilizaron para gastos operacionales?

-$12 millones para gastos operacionales, aparentemente transferidos al BGF, que se fueron en pérdida. Otros $12 millones que hemos hecho requerimientos porque al momento no han sido específicos en qué los utilizaron y otro dinero que aparentemente invierte para una nueva estructura […] Preacticamente cerca de $37.6 millones se trastocaron de este fondo de emergencia, dejando $2.4 millones.

 

-Otro de los hallazgos significativos que encontramos es que durante el pasado cuatrienio no se realizaron auditorías. Esto afectó de manera significativa la participación y recibir fondos federales. Estamos en cero. De igual manera, vamos a estar revisando lo que es el plan de clasificación de la agencia, de forma de que podamos también no irse por los topes recomendados de reclasificación de la misma. También hay que ver el incumplimiento de los convenios. De igual manera, no hemos tenido cumplimiento con algunos de los municipios, como agencia.

 

Aparte del asunto del fondo de reserva, ¿cómo encontró la agencia en términos fiscales?

-En los cuatrienios que antecedí esta posición, el fondo era de unos $22 millones, ahora apenas creo que se está capturando algunos $17 aproximado.

 

¿Esto es de lo que las personas pagan en su factura de servicios de comunicaciones?

-Al no tener auditoría, ni gestiones de cobro. Hay algunas agencias de comunicación que no están pagando. Hay una que debe casi $8 millones. No quisiéramos hacer público las compañías que nos deben sin agotar las gestiones de cobro. Al momento, aparentemente, no se ha hecho gestión alguna. Es lamentable porque el gobierno de García Padilla nos ha dejado en bancarrota la agencia.

 

¿Ahora mismo la única fuente de ingresos del sistema es el pago de los 50 centavos del consumidor de las compañías que lo remiten?

-El .50 y estamos en revisión de alguna legislación porque también se le estaba tratando de dar la responsabilidad directa a la agencia del cobro, algo parecido al IVU, cuando la agencia hoy posiblemente hay que verificar si tiene o no el recurso para establecer ese tipo de sistema. Vamos a ser responsables en eso también. Lo que sí puedo decir es que vamos a estar implementando un plan directo para poder tener emergenciólogos directo en todo el país de respuesta rápida, que esa comunicación tanto en Bomberos, en Policía, en Manejo de Emergencias, en Emergencias Médicas, policías municipales, que tengamos línea directa y eso lo vamos a estar trabajando desde el día cero.

Loading...
Revisa el siguiente artículo