Sindicato de trabajadores truenan contra proyecto de Reforma Laboral

La presidenta de Servidores Públicos Unidos denunció hoy, que el gobierno está aprobando de forma expedita un grupo de leyes anti laborales con el fin de eliminar derechos a los empleados públicos.

Por Cybernews
Sindicato de trabajadores truenan contra proyecto de Reforma Laboral

La presidenta de Servidores Públicos Unidos (SPU), Annette González, denunció el lunes, que el gobierno está aprobando de forma expedita un grupo de leyes anti laborales con el fin de eliminar derechos a los empleados públicos, a la misma vez criticaron la postura anti obrera del presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Johnny Méndez quien catálogo a los empleados públicos como privilegiados por sus derechos conquistados.

“Estamos ante un andamiaje bien orquestado con la empresa privada para hacer de la clase trabajadora en Puerto Rico una mano de obra barata y sin derechos. Ya la Cámara aprobó la reforma laboral en detrimento de los trabajadores de la empresa privada, eliminándole derechos y ahora se encamina hacia la aprobación del “empleador único” que también elimina derechos a los empleados públicos. Todo sin ni siquiera escuchar los planteamientos del sector afectado con estas imposiciones anti obreras”, expresó González en declaraciones escritas.

González esbozó las serias preocupaciones que tienen con el proyecto de ley del empleador único.

“Los empleados nuevos en el gobierno verán reducidos sus derechos de vacaciones y enfermedad; de un plumazo perderán seis días de vacaciones y seis días de enfermedad anuales. Los días de enfermedad los acumularán luego de los primeros tres meses de trabajo. Este es el verdadero propósito del concepto de empleador único, eliminar derechos a los trabajadores del sector público. Esto lo tenía bien escondido en este proyecto. El Gobierno a consciencia están creando dos clases de empleados públicos, violentando el derecho a igual paga por igual trabajo, públicamente dicen una cosa y en cuartos oscuros hacen otra en detrimento de la clase obrera de Puerto Rico”, explicó.

También recalcó que este proyecto pretende convertir al servidor público en un balón que pueda rodar sin dificultad al antojo del Gobierno.

“El permitir que unilateralmente se tomen decisiones de mover personal, determinar condiciones para reemplazar empleados que puedan resultar con vicios de discrimen por color, religión, preferencia política, raza, orientación sexual, empleado sindicalizado, entre otras, por favoritismo, cambios en sus puestos y cambiar sustancialmente las condiciones de trabajo, las funciones inherentes a su puesto y su volumen de trabajo para crear y provocar las condiciones de un descenso y una cesantía progresiva, es inaceptable y hay que censurarlo. Para esto existen los mecanismos en los convenios colectivos. A través de los convenios se respetan los derechos de los trabajadores y se evita el discrimen y que se utilicen estos mecanismos como intento de imponer arbitrariamente medidas disciplinarias solapadamente”, manifestó González.

Además, a SPU le crea mucha perspicacia el hecho de que el Gobierno puede determinar que un servicio ya no lo dará el gobierno y lo pase al sector privado bajo el derecho que ahora tendría el gobierno con la propuesta de ley del empleador único.

“Esto provocaría que este empleado público que daba el servicio en la agencia del gobierno ya no es necesario y bajo el concepto de movilidad lo pasan a la empresa privada que ahora dara el servicio que una vez dio el gobierno, entiéndase organizaciones sin fines de lucro y APP, eliminando así sus derechos y beneficios. Este empleado que fue movido comenzaría como nuevo en el sector privado y bajo las condiciones de esclavitud que propone la mala llamada Reforma Laboral que aprobó el sábado la Cámara de Representantes. De esto es lo que estamos hablando, denunció la líder sindical.

Para la SPU, la Legislatura tiene que escuchar el sentir de los más afectados antes de “violentar así sus derechos”.

“Exigimos prudencia y responsabilidad a la hora de legislar y un detente firme y sólido por parte de la legislatura a la hora de aprobar medidas que vayan dirigidas a destruir el servicio público, a menoscabar los derechos de los trabajadores y el derecho de la negociación colectiva. El pueblo no necesita más ataque ni más violaciones a sus derechos, el pueblo necesita que trabajemos en unidad por un mejor Puerto Rico. Lo que se necesita es que creamos verdaderamente en el servicio público y no en los intereses de los empresarios, que solo buscan ser más ricos a costa del sufrimiento del pueblo trabajador. Tenemos que trabajar juntos para desarrollar la economía de Puerto Rico y juntos buscar soluciones reales que puedan sacar a Puerto Rico de la crisis económica donde nos llevaron las malas decisiones económicas y administrativas de todos los pasados gobiernos”, finalizó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo