Santiago es otra "víctima de la guerra", según Madres Contra la Guerra

No obstante, lamentaron las víctimas que cobró Santiago en Ft. Lauderdale

Por Inter News Services
Santiago es otra

El veterano puertorriqueño Esteban Santiago, a quien se atribuye el asesinato de cinco personas y de herir al menos a ocho en el aeropuerto de Fort Lauderdale, en Florida, “es una víctima más de las guerras”, según la agrupación Madres Contra la Guerra.

“Lamentamos las muertes de esas víctimas inocentes, reconociendo que posiblemente Esteban tuvo una fuga psicótica, transportándose mentalmente al escenario bélico que vivió en Irak”, expresó la portavoz del grupo, Sonia Santiago Hernández.

La profesional de la salud mental recordó que el Departamento de Defensa admite que uno de cada tres veteranos sufre de trastorno de estrés postraumático después de servir en Irak o Afganistán.

Santiago Hernández destacó las estadísticas del organismo estadounidense que establecen que 22 militares se suicidan diariamente, ya que “regresan con serios problemas de salud mental”.

“Las manifestaciones conductuales de los problemas de salud mental y emocional de esos veteranos incluyen ira, problemas interpersonales y familiares, inestabilidad en los trabajos y estudio, aislamiento y cambios drásticos en su personalidad”, explicó.

La portavoz de Madres Contra la Guerra aseguró que “se estima que un 20 por ciento de los veteranos que regresan de Irak y Afganistán beben en exceso o usan drogas una vez que regresan a casa, automedicándose”.

Además, dijo, entre 10 y 20 por ciento de los veteranos estadounidenses de Irak y Afganistán han sufrido una lesión cerebral traumática (TBI).

“Sospechamos que Esteban Santiago padecía del Síndromes Post Traumático del Estrés, sin ser atendido adecuadamente”, comentó la activista social.

Santiago, de 26 años de origen puertorriqueño nació en Nueva Jersey, y en la actualidad estaba radicado en Alaska con su esposa y su hijo, según informes periodísticos.

El militar, sindicado como miembro de la Guardia Nacional, disparó de forma indiscriminada en el área de recogido de equipaje del aeropuerto de Fort Lauderdale, en Florida, donde causó la muerte a cinco personas y heridas a ocho, algunas en estado de cuidado.

Santiago Hernández anotó que “en innumerables ocasiones, lo que hacen las autoridades militares es que los dan de baja y no les dan el seguimiento médico y psicológico que los veteranos necesitan, convirtiéndose así en víctimas del sistema”.

“El Hospital de Veteranos del Caribe, ubicado en Puerto Rico, escasamente dispone de 30 tristes camas psiquiátricas para atender las necesidades de más de 200 mil veteranos de Puerto Rico e Islas Vírgenes”, denunció Santiago Hernández.

Las Madres Contra la Guerra exige que se les de tratamiento de hospitalización parcial, servicios diurnos diariamente, donde los veteranos puedan recibir atención especializados en salud mental: terapia familiar, de grupo, terapia medicamentosa, programas rehabilitativos y deportivos en varias regiones de Puerto Rico, no solamente en Río Piedras.

“Hay muchos veteranos con condiciones potencialmente peligrosas que pueden ser prevenidas con un tratamiento efectivo. Si no se atienden adecuadamente y se les apoya a sus familiares, veremos más casos como el que hoy tristemente reseñamos”, expresó Santiago Hernández.

Loading...
Revisa el siguiente artículo