Presentan medidas para sanar crisis fiscal en municipio de Toa Baja

El municipio no recibe ningún beneficio económico directo de las operaciones del Parque Nacional Balneario Punta Salinas, lo que priva al municipio del posible desarrollo económico que puede generar.

Por Inter News Services
Presentan medidas para sanar crisis fiscal en municipio de Toa Baja

La senadora Migdalia Padilla presentó hoy tres medidas que buscan enfrentar la crisis fiscal que vive el municipio de Toa Baja, mediante el traspaso de titularidad de varias operaciones de las cuales actualmente no recibe beneficio económico alguno.

Entre éstas, las medidas buscan ordenar al Departamento de Recreación y Deportes de Puerto Rico a ceder y transferir al municipio de Toa Baja, por el precio nominal de un un dólar, la titularidad de los terrenos del Parque Nacional Balneario Punta Salinas y la titularidad de los terrenos del Parque Recreativo Isla de Cabras, incluyendo el Polígono de Tiro de la Policía de Puerto Rico.

La tercera medida ordena a la Autoridad de Desperdicios Sólidos de Puerto Rico a ceder y transferir al municipio de Toa Baja, por el precio nominal de un un dólar, la titularidad de los terrenos del área construida para ubicar las instalaciones de una Planta de Reciclaje y Composta en el barrio Campanilla.

Las medidas fueron radicadas inmediatamente después de su juramentación y en conjunto con el vicepresidente del Senado, Larry Seilhamer y el senador Carmelo Ríos.

“Es altamente conocida la situación tremenda que vive el Municipio de Toa Baja, no sólo en términos fiscales, sino en términos de la incertidumbre de su personal y de sus recursos humanos. Es urgente para mí identificar medidas que ayuden a allegar recursos al municipio, y es responsabilidad de toda la Asamblea Legislativa atenderla prontamente”, dijo Padilla, senadora por el distrito de Bayamón, que comprende los municipios de Bayamón, Cataño, Toa Alta, Toa Baja y sectores de de Guaynabo.

El balneario Punta Salinas, ubicado en el municipio de Toa Baja, es actualmente uno de los centros turísticos más atractivos en Puerto Rico, cuenta con el galardón internacional Bandera Azul y posee diversas facilidades para el disfrute de toda la familia.

Sus instalaciones están equipadas con baños, vestidores, canchas y áreas deportivas, concesiones de alimentos, entre otras.

La entrada es libre de costo, aunque se cobra una aportación por el uso del estacionamiento.

Además, cuenta con áreas para alquiler.

El municipio no recibe ningún beneficio económico directo de las operaciones del Parque Nacional Balneario Punta Salinas, lo que priva al municipio del posible desarrollo económico que puede generar.

“El municipio de Toa Baja interesa adquirir estas facilidades con el propósito de inyectar un impulso económico a sus finanzas que beneficiará a toda la comunidad.  La titularidad sobre el Parque Nacional Balneario Punta Salinas facilitará la planificación a mediano y a largo plazo, pudiendo la administración municipal realizar proyectos recreativos complementarios que tomen en consideración las necesidades y preferencias de los residentes, comerciantes y visitantes de la zona”, lee la medida.

En el caso del parque recreativo de Isla de Cabras, localizado en la bahía de San Juan, actualmente alberga el Fortín San Juan de la Cruz conocido como El Cañuelo, el Parque Recreativo y un Polígono de Tiro de la Policía de Puerto Rico.   El parque recreativo posee todo lo necesario para la sana diversión y esparcimiento de las familias que lo visitan.

Tiene varios lugares de descanso, áreas de juegos y acceso a la playa para el disfrute de toda la ciudadanía.  Además, tiene facilidades para alquiler, tales como gazebos, merenderos y áreas verdes para actividades.

El municipio de Toa Baja tampoco recibe beneficio económico directo de las operaciones del Parque Recreativo Isla de Cabras.

La administración municipal, de igual modo, interesa adquirir estas instalaciones.

Finalmente, en el caso de la planta de reciclaje y composta en el barrio Campanilla, el municipio interesa la titularidad que actualmente posee la Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS).

“El municipio de Toa Baja, con una amplia extensión territorial, es creador de mucho material vegetativo, que necesita un lugar para depositarlo, triturarlo y disponer luego de este.  La baja tasa de reciclaje en Puerto Rico, la corta vida útil del vertedero de Toa Baja y la situación fiscal del Municipio obligan a buscar alternativas de empleo factibles con la creación de cooperativas de trabajo en el área del reciclaje y composta”, expresa la medida en sus exposición de motivos.

De acuerdo con la iniciativa, el área construida para situar la planta de reciclaje y composta, ubicada en la carretera PR-865, Km. 24.4, en el barrio Campanilla de Toa Baja, “es un extraordinario lugar subutilizado para crear un polo de desarrollo económico sostenido en el área de reciclaje y composta. Esta planta tuvo una inversión de 13.5 millones, pero nunca se utilizó para su propósito original y el área para la recuperación de materiales que tendría la facilidad no se completó”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo