AGP muestra apoyo al uso de bolsas reusables

La medida establece la eliminación y prohibición del uso de bolsas plásticas desechables a partir del 30 de diciembre.

Por Cybernews
AGP muestra apoyo al uso de bolsas reusables

Tras la entrada en vigor próximamente de la Ley 247-2015, que prohíbe el uso de bolsas plásticas en los establecimientos comerciales, el gobernador Alejandro García Padilla visitó el martes, el supermercado Mr. Special en Mayagüez con el fin de orientar y hacerle entrega de bolsas reusables a los consumidores.

La medida, aprobada el 29 de diciembre de 2015, establece como política pública la eliminación y prohibición del uso de bolsas plásticas desechables para el acarreo de mercancías adquiridas en los establecimientos comerciales a partir del 30 de diciembre de 2016.

“Hoy venimos aquí para recordarles la puesta en marcha de una medida crucial para la protección de nuestro ambiente. A partir del próximo 30 de diciembre, los establecimientos comerciales en Puerto Rico no podrán despachar mercancía a sus clientes en bolsas plásticas desechables, según se dispuso en la Ley 247 de 2015. Reconocemos que esto representa un cambio de costumbre que a algunos podría parecerle incómodo al principio, pero que obedece a razones muy importantes. Como consumidores, debemos asumir la responsabilidad de nuestras acciones. De igual modo, tenemos que darles el ejemplo a nuestros hijos, adoptando nuevos hábitos. Les invito a unirse a este esfuerzo, haciendo buena nuestra palabra de que queremos bien a Puerto Rico”, expresó García Padilla en declaraciones escritas.

Explicó que el estatuto próximo a entrar en vigor dispone, además de la prohibición de las bolsas plásticas, la creación de programas de reciclaje por parte de los establecimientos comerciales en coordinación con la Autoridad de Desperdicios Sólidos. Por lo tanto, la eliminación de este tipo de bolsas no implica que no habrá alternativas.

En primer lugar, los establecimientos comerciales permitirán a sus clientes llevar con ellos bolsas reusables, así como cualquier tipo de bolsa, para acarrear los artículos comprados. Los consumidores podrán continuar disponiendo de los artículos comprados en bolsas de papel, mientras que los comercios también tendrán disponibles para la venta, a beneficio de sus clientes, bolsas reusables, las cuales deberán estar hechas a base de tela u otro material que no sea nocivo para la salud o el medioambiente.

En Puerto Rico se utilizan anualmente cerca de mil millones de bolsas plásticas desechables. Unas porciones sustanciales de estas bolsas no se reúsan, ni reciclan y acaban dispersas en las quebradas y ríos, hasta llegar al mar. La manufactura de estas bolsas requiere el uso de recursos no renovables, tales como el petróleo, gas y carbón, y su disposición inadecuada en los sistemas de relleno sanitario, vertederos clandestinos y cuerpos de agua, impacta severamente el ambiente.

García Padilla se mostró confiado en que esta ley abonará a la reducción de la generación y disposición inadecuada de los desperdicios sólidos, ayudando así en la protección de la calidad del medioambiente y reiterando el legado ambiental que ha adelantado su administración por los pasados cuatro años.

“A lo largo de los últimos años, mi administración estableció más medidas que ninguna otra administración anterior para la protección del ambiente. En ese sentido, puedo decir con orgullo que le dejamos un legado ambiental de carácter histórico a nuestras futuras generaciones. Aprobamos el Plan de Uso de Terrenos y protegimos 600,000 cuerdas de alto valor agrícola, fortaleciendo así nuestra seguridad alimentaria. Adoptamos el Plan Integral de Recursos del Agua y protegimos la zona del Carso, convirtiéndola en el distrito de conservación más grande de la isla. Hemos establecido una nueva política pública de preservación del ambiente, logrando un balance entre el desarrollo social y económico”, concluyó el primer ejecutivo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo