Siembran la semilla de la importancia de reducir los desperdicios

Por Sarah Vázquez

Tomando en cuenta que la vida útil de muchos vertederos está llegando a su fin, Puerto Rico Composta educa sobre la necesidad de desviar el material vegetativo y orgánico que llega a estos.

“En Puerto Rico, día a día se echa a la basura todo tipo de desperdicio. Sin embargo, los residuos orgánicos que proceden de algo que en algún momento estuvo vivo, como la poda de plantas, grama y los restos de comida, pueden compostarse. Si separamos estos residuos en casa, estaremos ayudando a solucionar el grave problema de la falta de espacio que hay en los vertederos”, subrayó Tainashi Fernández, presidenta y fundadora de Puerto Rico Composta, y detalló a Metro que desde el 2013 impactan unas 800 personas por año.

Ante esto, la fundadora de Puerto  Rico Composta precisó que “nosotros nos dedicamos a dar adiestramientos comunitarios acerca de lo que es composta. No se circunscribe ahí, sino que también se extiende a las escuelas, por lo que muchos estudiantes han sido impactados”.

Pero este año sus charlas educativas toman un giro más familiar. “Este año tornó un giro incluyendo un teatro de títeres, por lo que se vuelve menos restrictivo. Pasa de una charla a una actividad  más familiar”, indicó.

A juicio de Fernández, desde los comienzos de la organización hasta la fecha, en Puerto Rico hay una mayor conciencia de la importancia de maximizar recursos. “Hicimos una encuesta en la zona de Naguabo y, aunque no tenían mucho conocimiento de lo que era compostar, había un interés genuino de comenzar a hacerlo”, aseveró.

Aunque la organización está centrada en la zona de Naguabo, como meta a largo plazo quieren extender sus charlas a todas las comunidades, escuelas y municipios de Puerto Rico. “Eventualmente, nuestro proyecto busca trascender fronteras a países de América Latina y Estados Unidos. Además,  tener un impacto global en toda la familia, en la que desde los más pequeños disfruten de los talleres y aprendan por medio del teatro de marionetas Los Amigos de la Tierra”, concluyó Fernández. 

La composta es el resultado de la mezcla de materiales vegetativos y orgánicos (troncos, hojas ramas, grama, vegetales y frutas), en un ambiente controlado de humedad y oxígeno que tiene el resultado de crear un material rico en nutrientes y balanceado que promueve el crecimiento de las raíces, aumenta la vida microbiana del terreno, retiene humedad, mejora significativamente la eficacia de los abonos químicos y disminuye y elimina a largo plazo la utilización de estos. “El sabor y el tamaño de las frutas mejora”, aseguró. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo