10 preguntas directas al rey de los burdeles

Por Juan Carlos Melo @melodicespr

¿Cómo han cambiado los clubes para adultos?

—Antiguamente, era para hombres nada más. Ya no es así. Van parejas, muchachas solas. Es increíble la cantidad de parejas que van y a veces las muchachas les ponen más propina que los mismos hombres.

¿Qué diferencia a los burdeles de P. R. de los de EE. UU.?

—En Estados Unidos, los clubes son más grandes. Allá trabajan casi 24 horas. Allá casi todos los clubes abren de día. Aquí no creo que hay movimiento para eso. Tenemos uno que abrimos de día (a las 3:00 p. m.). Poco a poco ha ido subiendo, pero no creo que haya para dos clubes de día.

¿Abrirías un club para adultos, pero para el ambiente gay?

—No, creo que uno tiene que gustarle lo que hace para que funcione, y ese no es mi ambiente. No tengo nada en contra de ellos, pero no es algo que me vaya a gustar.

¿Son tus negocios centros de prostitución?

—Negativo. Eso es una idea totalmente incorrecta. Invito a quien quiera ir al negocio y chequearlo. Eso no es así. Allí hay sus bailes privados. Si una persona está bailando encima de una persona, eso no quiere decir que se está prostituyendo. Eso no es nada ilegal.

¿Cómo haces con las redadas que acostumbra hacer la Policía en negocios como el tuyo?

—Hoy en día, ya ellos entran, se llevan muchachas al azar y le ponen cualquier cargo a veces por exposición deshonesta, a veces le ponen prostitución, pero, como todo eso es hablado, no hay ninguna prueba, porque eso no es correcto Y nada; nosotros tenemos nuestros licenciados, y el día del juicio va al tribunal y pelea los casos normalmente.

¿Crees que debe legalizarse la prostitución?

—No tengo opinión, porque mi negocio no tiene que ver con prostitución. No es un tema para mí. Yo soy neutral. Ese tema es un poco difícil de hablar y más aquí en Puerto Rico, donde las cosas son a la antigua todavía.

¿Te consideras un hombre exitoso?

—Sí, pero no exitoso por suerte, sino porque yo toda mi vida t me he matado trabajando.

¿Cuál es el carro más caro que has tenido?

—Un Jaguar deportivo al que ni le metí veinte mil millas en los ocho años que lo tuve. Ahora tengo una BMW x6, y, si la ves, parece de carga. Siempre está llena de cosas. No tengo un yate ni una gran casa. No soy persona de lucir ni de mostrar.

¿Tienes clientes que van todos los días al negocio?

—Hay algunos que van bastante, no todos los días. Los clientes están sujetos a la capacidad del dinero que tengan y al tiempo que tengan para ir.

Recibes clientes de todas clases sociales. ¿Qué figuras públicas o políticos van a tu negocio?

—Ah, yo no sé (sonríe). La gente que va a mi negocio es confidencial. El que quiera saber que vaya al negocio. Sí han ido políticos, ha ido gente muy conocida.

Loading...
Revisa el siguiente artículo