Sin pista de los siete miembros de la JCF

PROMESA. A un mes de la fecha límite para confirmar los nombres del ente independiente, no fluye información desde la capital federal.

Por Karixia Ortiz Serrano

Un velo de misterio recubre los nombres de los siete miembros de la junta de control fiscal federal que, según la ley federal para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (PROMESA, por sus siglas en inglés), debe estar confirmada por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, antes del 15 de septiembre.

A un mes de que se cumpla el plazo para conocer finalmente quiénes velarán por el plan fiscal y los presupuestos gubernamentales locales, ni el Congreso ni Casa Blanca han soltado prenda del proceso ni de quiénes serán los expertos en temas de economía, administración pública, derecho y asuntos fiscales. De otro lado, La Fortaleza reconoció no tener información oficial de los procesos que se gestan en la capital federal. Igualmente, intentos de comunicación de este rotativo con funcionarios federales han sido infructuosas.

Según comunicó a Metro el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, espera que ya la junta esté “en operación para mediados de septiembre”. “Espero que así sea”, estableció por escrito.

Incluso, ya el gobernador Alejandro García Padilla planteó en días recientes, en una conferencia organizada por el Programa de Notificación Fiscal Ravitch en la Escuela Graduada de Periodismo de la City University de Nueva York (CUNY), que PROMESA se implementó con “el precio” de tener una junta que se desconocerá su composición hasta septiembre. Igualmente, planteó que ya estaría dispuesto a trabajar proactivamente con los miembros no electos por los puertorriqueños.

Entretanto, el economista y quien ha seguido de cerca el tema Gustavo Vélez sostuvo que, más que el tiempo límite que propone PROMESA, es que la selección de los componentes de la junta “sea la adecuada”. Para la junta, reitró que deberían ser “los mejores siete mimbros”.

En cuanto al hermetismo del proceso de la confirmación de los nombres, Vélez señaló puede ser para  “no afectar a los candidatos que vayan a estar ahí”.  Además, recordó de lo delicado del proceso, pues tanto en EE.UU. como en la Isla hay un proceso de elecciones generales que puede insidir en el proceso de entrada en vigor de la junta aún inexistente.

La ley PROMESA específicamente establece que si al primero de septiembre la junta de control fiscal federal no está constituida, el presidente de Estados Unidos, en este caso, Barack Obama, tendrá hasta el 15 del mismo mes para componer al ente de siete miembros.

El proceso de nombramiento inicial se basa en recomendaciones que deberían realizar los líderes de la mayoría republicana y la minoría demócrata en el Congreso, para que luego el Presidente los confirme.

Adelantado el Task Force de Desarrollo Económico

Aunque la junta de control fiscal aún no entra en funciones, el otro grupo conformado por virtud de PROMESA ya inició trabajos.

El task force de desarrollo económico, que debe investigar sobre temas como la paridad de fondos federales de salud, pobreza infantil, desempleo, entre otros asuntos, presentaría su primer informe del estatus de sus labores “a medidados de septiembre”. Así lo informó a este diario Pierluisi, quien es uno de los miembros del grupo con vigencia hasta diciembre.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo