Contarán ausencias y tardanzas de maestros

Evaluaciones. Educación medirá la ejecutoria de los directores y maestros, y quienes no cumplan con las expectativas podrían tomar cursos universitarios o tomar talleres con pares que estén en el renglón de ejemplar.

Por Sarah Vázquez @SarahFVazquez

A partir de este año, las ausencias y tardanzas de los maestros del sistema de educación pública tendrán un impacto en la evaluación sobre su ejecutoria. Así se detalló en medio de una orientación a directores escolares sobre la implementación del Sistema de Apoyo al Liderazgo Efectivo del Personal Docente.

La inclusión de este indicador, como se desglosa en la rúbrica, fue celebrada por el grupo de directores, ya que reconocieron que algunos educadores tienen un patrón de ausencias y tardanzas.
Nicolás Rodríguez, director de una escuela en Las Piedras, relató que uno de los miembros de su facultad admitió que tenía un patrón de tardanzas, pero no trabajaba para mejorar.  “El maestro que trabaja no debe tener problemas. El maestro lo reconoció y firmó su evaluación que fue negativa”, precisó.

De acuerdo con los directores, los maestros, en su mayoría, están de acuerdo con el sistema de evaluación, ya que lo ven como una oportunidad para conocer su ejecutoria y afinar así las áreas de debilidad. Las dimensiones de la rúbrica (formato de la evaluación) tiene 17 indicadores relacionados con la docencia, tres con el desarrollo profesional, ocho con los deberes y responsabilidades y el 15 % será del desarrollo del estudiante.

Este ciclo de evaluación se basará en la orientación al maestro,  visitas de observación, reunión posvisita, visita de evaluación, reunión de evaluación sumativa y la redacción del plan individual de desarrollo profesional. Este último dependerá de la escala del educador.

Según el sistema de medición, de 100 % a 90 % es considerado ejemplar; de 89 % a 80 % es competente; de 79 % a 70 % es mínimo, y menos de 69 % es inadecuado. En cada renglón se establece una cantidad de horas de capacitación profesional.

Por ejemplo, en el nivel de ejecución mínima, se requieren 70 horas que se dividirán en dos años. En este periodo podrían tomar cursos universitarios o recibir mentoría de maestros o directores de escuelas pares cuyas ejecutorias sean ejemplares. Ahora bien, el  personal docente con ejecución mínima recibirá una advertencia escrita por parte del evaluador. Si luego de eso se mantiene en la ejecución mínima por un periodo de tres años, será referido a la división legal.

Mientras, en el renglón de inadecuado, el educador recibiría una amonestación escrita. Si aún así el docente no presenta mejoría en un periodo de tres años, la división legal evaluará su expediente y se podría proceder con la destitución del evaluado, según la Carta Circular Número 1-2016-2017.

El subsecretario de Asuntos Académicos, Harry Valentín González, detalló que los maestros y directores recibieron con buena actitud el sistema de evaluación bajo el cual se medirá la ejecutoria de ambos puestos. “Los maestros que trabajan entienden que esto es un proceso de justicia, de reconocimiento de su trabajo. Yo no he sentido resistencia”,
aseguró el funcionario.

Valentín precisó que, aunque el plan piloto se ejecutó por tres años, es difícil hacer una proyección de cómo saldrán los maestros en su primera evaluación.

“Cuando es un piloto, muchas veces la gente no lo toma tan en serio como cuando tiene el peso de lo operacional. Sí podemos decirle que ha habido una tendencia y por eso hemos trabajado con los directores con relación a la ética del proceso, porque muchos han salido muy bien en las dimensiones que no tienen que ver con crecimiento. Por ejemplo, el año pasado en el piloto era 80 (ética) / 20 (crecimiento), y vimos una tendencia que en ese 80 casi todos sacaban de 75 a 80, a pesar de que teníamos la rúbrica. Ahora, cuando uno le adjudica el crecimiento, pues entonces uno ve que el estudiante no creció mucho”, subrayó.

Asimismo, este año la prueba Meta-PR será parte de la evaluación de los estudiantes. En específico, será el resultado de la materia de Español el que se sume a la calificación del estudiante. A pesar de que aún no se han publicado los resultados de la prueba del año pasado, directores que acudieron a la reunión indicaron que vieron mejoría en las puntuaciones y que, mientras se ofreció la prueba, observaron al estudiantado analizando sus respuestas.
 

Loading...
Revisa el siguiente artículo