Dupleta popular avala la promesa de los demócrata

Por David Cordero @David_cmercado

La recién aprobada plataforma del Partido Demócrata es clara cuando se refiere a Puerto Rico y es conveniente para la isla. Así lo establecieron ayer el candidato a la gobernación por el Partido Popular Democrático, David Bernier, y el candidato a la comisaría residente en Washington, Héctor Ferrer, en entrevista con Metro.

“El programa de los demócratas es uno muy bueno para el país. Establece lo que David y yo llevamos hablando hace semanas y meses: la búsqueda de leyes y de programas en los que a Puerto Rico se le dé una participación igual a los ciudadanos norteamericanos en Estados Unidos, como en el programa de Medicare y Medicaid, y otras leyes que beneficien al país”, afirmó Ferrer, quien se encuentra en Filadelfia como parte de la delegación de Puerto Rico en la Convención del Partido Demócrata.

En su plataforma de gobierno el Partido Demócrata se compromete por primera vez con la paridad de fondos destinados a la salud y establece que “creemos que debe haber trato igual para los puertorriqueños en Medicare y Medicaid, así como en otros programas de beneficio para las familias”.

Sin embargo, asuntos como el estatus político de Puerto Rico y el voto presidencial de los puertorriqueñas en la isla han sido motivo de discusión en los últimos días, ya que aparentan dejar espacio para la interpretación; aunque, para Bernier y Ferrer, el contenido es más que claro.

“Lo que dice es que Puerto Rico tiene el derecho de escoger su libre determinación de entre alternativas que coincidan con el derecho norteamericano y hay que añadir también el derecho internacional. Ahí está la estadidad, la independencia, la libre asociación y cualquier otra relación que puedan establecer los dos entes”, explicó Ferrer.

La plataforma también indica que Washington debe respetar la autonomía local del Gobierno de Puerto Rico, lo que, según Bernier y Ferrer, va en contra de los principios de PROMESA.

“Hay unas aperturas a la comunicación, la conversación, un proceso de diálogo para lograr que Puerto Rico recupere ese gobierno propio sin la junta de control fiscal”, apuntó Ferrer.

Respecto al voto presidencial, aunque la plataforma no indica si ese voto aplicaría bajo cualquier definición de estatus político que implique una relación con Estados Unidos o si se requiere la estadidad, los compañeros de papeleta del PPD elevaron el significado de esa propuesta a un asunto de ciudadanía estadounidense. Es decir, que la plataforma a lo que se refiere es que todo ciudadano de Estados Unidos tiene derecho a votar por el presidente sin importar dónde viva.

“El problema es que de pronto llevamos una vida discutiendo las cosas de una forma y nos ofrecen lo mismo pero de otra manera, y el debate cambia. Hillary ha sido consistente en eso y nos parece que es una buena propuesta”, afirmó Bernier, quien llegó hasta Filadelfia junto con Ferrer para participar en la convención demócrata.

Loading...
Revisa el siguiente artículo