Finito fondo de emergencias en temporada de huracanes

Congreso. Cuando el huracán Georges azotó la isla en 1998, se necesitaron más de $300 millones a nivel estatal y federal para manejar sus secuelas.

Por Sarah Vázquez @SarahFVazquez

En plena temporada de huracanes, el Gobierno de Puerto Rico solo cuenta con $20 millones en el fondo de emergencias para atender las situaciones relacionadas con la llegada de un evento atmosférico.

“El fondo tiene un límite, y yo, como director de Manejo de Emergencias, asesoro y oriento al gobernador de Puerto Rico sobre cómo se maneja una emergencia. Por lo tanto, si vemos que el gasto va a ser mayor de $20 millones y no hay una declaración presidencial, que yo lo dudo, pues entonces se haría un planteamiento para priorizar sobre otros servicios que no sean esenciales y allegarle más recursos al fondo de emergencia. Esto ocurriría en escenarios extremos”, indicó Ángel Crespo, director ejecutivo de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Aemead), y añadió que “hay que evaluar qué verdaderamente es una emergencia, y, obviamente, el reto coyuntural económico es que el país tiene que aprender a operar con lo que ingresa”.

Crespo detalló que en periodos anteriores se contaba con las líneas de crédito del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) para allegar fondos que permitieran manejar la crisis, pero ahora se cuenta con $20 millones a nivel local.

“Es la primera vez en más de 20 años que el fondo de emergencia recibe una asignación. Por más de dos décadas todos los gobernantes habían eliminado el fondo de emergencia. Era algo que lo decían de boca y se aprovechaba la realidad histórica de cuando había crédito en el país. Así que el fondo de emergencia era una cosa que virtualmente existía, y, si había alguna situación apremiante, se cogía prestado. No había un fondo como tal”, aseguró.  

Crespo explicó que, al momento del evento, hay dos escenarios: en principio se puede declarar estado de emergencia mediante orden ejecutiva y, en segundo lugar, está la declaración de emergencia presidencial, que se dio cuando el huracán Georges azotó a la isla en 1998.

“Ahí se abren unos caudales de dinero mediante un trabajo que valida la Agencia Estatal junto con FEMA y  se empieza a atender la emergencia. […] El dinero de emergencia siempre es ilimitado”, apuntó.

El fondo de emergencia se utiliza para el manejo de deslizamientos, huracanes e incendios forestales.

Para esta temporada se proyectan 16 eventos, de los que ya cuatro pasaron. Esta temporada se considera sobre lo normal, porque Puerto Rico tuvo déficit de lluvias por los pasados tres años. “El fenómeno de El Niño, que era lo que interactuaba para que ocurriera esa sequía, entró en su fase neutral, por lo que los patrones de lluvia han comenzado a normalizarse”, sostuvo Crespo.
 

Loading...
Revisa el siguiente artículo