Yulín despide empleados de Casa Cuna involucrados en muerte de menor

Por Metro.PR
Te recomendamos este video:

var VideoTV=”oTycymjn2e/country/”+nombre_pais(return_pais())+”/section/noticias/device/Desktop/type/embed/autostart/true/volume/80″;

Cuatro empleados gerenciales y un unionado fueron separados de sus empleos como parte de las medidas disciplinarias que tomó la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, por la muerte de una niña de casi dos años en el Hogar Casa Cuna.

La medida tomada por la alcaldesa surge a raíz de la investigación que realizaba el municipio de San Juan sobre el incidente ocurrido el cuatro de julio.

Actualmente, tres pesquisas se conducen sobre estos hechos, una en el aspecto penal, a cargo del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) y la fiscalía, otra por el Departamento de la Familia y una administrativa a cargo del ayuntamiento de San Juan.

Visiblemente afectada, la alcaldesa dijo que al día siguiente del suceso tres empleadas de Casa Cuna fueron suspendidas de empleo hasta tanto culminaran las investigaciones.

“Me corresponde a mi fijar responsabilidades en aquellos que, por acción u omisión desencadenaron una serie de eventos que terminaron en el accidente que ya conocemos”, dijo la alcaldesa para acto seguido indicar que se tomaron acciones disciplinarias contra la sub-directora de Casa Cuna, quien, según indicó, en la tarde de hoy será separada de sus labores y recibirá una carta de terminación de empleo.

Asimismo, Yulín anunció medidas disciplinarias contra la supervisora de cuidadoras, la supervisora de sección y la cuidadora de la niña, contra quienes se comenzará el proceso para la formulación de cargos administrativos y notificación de despidos de empleadas.

Acción similar se tomará también contra el director auxiliar de Manejo de Emergencias.

Yulín no indicó los nombres de los cesanteados.

Previo al anuncio de las medidas disciplinarias, Yulín ofreció detalles de la pesquisa. Dijo que aunque la piscina fue comprada el 24 de marzo, no fue hasta el día 23 que se procedió con la instalación.

Añadió que la misma fue colocada sin la debida autorización y sin tomar en consideración las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los menores.

Reveló además que la piscina fue llenada por personal de Manejo de Emergencias de San Juan a petición de una empleada de Casa Cuna.

“Al momento del accidente la supervisora de las cuidadoras no estaba ejerciendo a cabalidad sus deberes de supervisión… por lo que no pudo apoyar en los esfuerzos para evitar los hechos que resultaron en el trágico accidente”, dijo la alcaldesa, quien al iniciar la lectura de sus declaraciones destacó que son las más difíciles que ha tenido que articular desde su función de jefa municipal.

Aunque no entró en detalles, Yulín reconoció la demanda que pesa contra el municipio por parte de la familia de la menor, identificada como Emiliana del Valle Colón.

“No hay estrategia legal ni consideración política que pueda mediar, cuando se trata de una situación tan dolorosa como esta; la única opción es la que he procurado siempre: hablar claro y con la verdad”, dijo la Yulín.

El padado día 7 familiares de la pequeña demandaron por más de un millón de dólares a la alcaldesa y a Amigos de la Casa Cuna de San Juan por daños y perjuicio ante la trágica muerte.

Previamente, el padre de la niña Miguel del Valle López, de 22 años, había amenazado con disparar contra el hogar y había realizado llamadas amenazantes contra los encargados de cuidar a la niña.

Del Valle López, se encontraba en libertad electrónica tras ser acusado por cargos relacionados al tráfico de drogas. De hecho, el propio superintendente de la Policía, José Caldero, lo había catalogado como un “narcotraficante”.

Actualmente, el joven se encuentra bajo la detención de las autoridades federales, luego que el pasado viernes la jueza federal Carmen Consuelo Cerezo emitiera una orden de arresto en su contra.

Loading...
Revisa el siguiente artículo