Contralora emite informe contra municipio de Ponce por irregularidades en compras sin subastas

Por CyberNews

Una auditoría de la Contralora de Puerto Rico reveló el miércoles, desviaciones de disposiciones de ley y de reglamentación en las operaciones relacionadas con la declaración de estados de emergencia, la adquisición de bienes y servicios, el arrendamiento de una propiedad municipal, el suministro y la instalación de un sistema solar fotovoltaico que no ha tenido utilidad y el pago de deudas a agencias gubernamentales en el Municipio de Ponce.

Según Yesmín Valdivieso, el Municipio decretó un estado de emergencia para evitar celebrar subasta pública en la compra, instalación y reparación de acondicionadores de aire (chillers) por 626,713 dólares en el Auditorio Juan “Pachín” Vicens y en la Plaza de Mercado Isabel Segunda. Tampoco celebró subasta pública en la adquisición de 451 neveras por 245,428 dólares para entregarlas a personas de escasos recursos.

El Informe de ocho hallazgos señala que de 2002 a 2008 la Corporación A no realizó ningún pago de renta al Municipio por un local arrendado en la cual operó un restaurante en el Parque Colon Clavell; por ello el Municipio dejo de obtener 45,032 dólares.  La propiedad del lugar fue valorada por 173,259 dólares, pero sólo se registró parte del equipo que se valoró por 74,468 dólares por lo cual el equipo restante por 98,791 dólares se consideró perdido. El entonces encargado de la Propiedad no realizó gestiones necesarias para localizar el equipo perdido ni informó sobre la pérdida a la Supervisora de Contabilidad. Al respecto, se recomienda al secretario de Justicia considerar esta situación para que tome las medidas que estime pertinente.

En el 2011 se instaló un sistema solar fotovoltaico por el cual se pagó 82,020 dólares para proveer energía eléctrica al Cuartel del Complejo Recreacional de La Guancha que no tuvieron utilidad.  Nuestros auditores inspeccionaron el sistema en el 2013 y 2015, y observaron que no funcionaba (ver fotos en el Anejo 2). Además, el Municipio otorgó un contrato por 158,192 dólares para realizar obras en la cancha de la comunidad Tibes sin que el contratista obtuviera las fianzas de Payment & Performance bonds. En el 2014 el contratista abandonó el proyecto que luego fue completado por otra compañía por lo cual el Municipio tuvo que incurrir en 35,823 dólares adicionales.

La auditoría desvela que el Municipio pagó innecesariamente 74,178 dólares de intereses y recargos al Servicios de Rentas Internas por deficiencias y tardanzas en las remesas. Además, al 30 de junio de 2014 adeudaba $6.5 millones a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, se realizaron mejoras al edificio Gómez sin formalizar un contrato escrito y se pagó por adelantado a un proveedor para la adquisición de bienes.

En los Comentarios Especiales se informa sobre las medidas tomadas por el Municipio para ajustar el presupuesto y atender la crisis fiscal, los planes de pago con diversas agencias gubernamentales y las deficiencias comentadas en un informe de auditoría federal. Además, al 30 de junio de 2014, estaban pendientes de resolución por los tribunales, 119 demandas por 152.6 millones de dólares y no se había recobrado 181,225 dólares recomendado en dos informes de auditoría anteriores del 2001 y del 2012. 

La opinión de la Contralora es parcialmente adversa y cubre el periodo del 12 de enero de 2009 al 30 de junio de 2014.

Loading...
Revisa el siguiente artículo