Populares se enfrentan al momento de la definición

Estatus. El Partido Popular Democrático está de cara a plantear nuevas posturas con EE.UU.

Por Karixia Ortiz Serrano

El Partido Popular Democrático (PPD) pudiera estar frente a uno de los momentos más cruciales de su historia política. Ante la convocatoria de una reunión de la Junta de Gobierno el próximo viernes para discutir el tema del estatus, la colectividad tendría que redefinir sus posturas, según plantearon a Metro varios expertos sobre el tema.

La autonomía local y la pertinencia de lo que hasta ahora se conocía del Estado Libre Asociado (ELA), se ponen en entredicho luego de que el  Tribunal Supremo fallara en contra del país en los casos Pueblo vs. Sánchez Valle y la constitucionalidad de la llamada Ley de quiebra criolla, y ante la posible aprobación en el Congreso de una legislación que impondría una junta de control fiscal federal.

“Las opciones en este momento, no son muchas”, determinó el exsenador Eudaldo Báez Galib, quien agregó que el PPD entra en una etapa “difícil”. Esto, debido a que parte del proceso de discusión interno de la colectividad tendrá que echar mano de la concertación entre las múltiples fracciones ideológicas que componen al PPD. “La base del PPD y el liderato se inclina hacia la simpatía total y absoluta con los Estados Unidos y la ciudadanía americana. También hay un sector que tiende hacia la separación eventual y hacia la independencia. ¿Cómo van a barajar esas dos tendencias? Es lo que yo en este momento no tengo claro”, analizó Báez Galib, al agregar que ya no se cuenta con la virtud del autonomismo en el partido.

Sin embargo, el expresidente de la Cámara de Representantes, José Ronaldo “Rony” Jarabo, planteó que por el momento no ve un consenso en el partido rojo, pues hay incertidumbre entre “si llegó al final del camino, si se debe mover en la dirección de la soberanía o hay gente que prefiere la estadidad a la libre asociación”. Incluso, dijo, que por primera vez, a quienes quizás optan por la independencia.

Jarabo precisó que, en cuanto al estatus, la primera opción sería la estadidad, pero esta determinación “puede que no tenga viabilidad en este momento económico, fiscal y político”. Así que, el también abogado, indicó que la Pava debe sopesar el acto que originó la creación del ELA.

“David Bernier ha dado por finiquitado el ELA si piensa que el ELA no es alternativa de futuro. Creo que lo más razonable puede ser lo que hizo el Partido Unión de Puerto Rico, cuando puso las tres formulas sobre la mesa: la independencia, la estadidad y las reformas al régimen, que es el camino evolutivo que culminó en la creación del ELA”, explicó Jarabo. Consideró que esta discusión puede debilitar al partido de cara a una contienda electoral el próximo noviembre, así que concluyó que “el PPD solo puede abrazarse a un proceso y renovar su compromiso con la Asamblea Constitucional de Estatus, que echó a un lado equivocadamente”.

Por su parte, el catedrático de Historia especialista en Estudios Puertorriqueños, Mario Cancel, estableció que “lo peor sería, y me temo que pueda suceder, que se vayan por la tangente y que presuman que se deberá posponer la discusión del estatus mientras se supera la crisis fiscal de la mano de las autoridades federales, porque, ante la crisis general, el estatus pierde relevancia”.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo