Explican por qué no se llevaron el "mattress"

Por Metro

En la continuación de la vista preliminar que busca probar las acusaciones que pesan contra Luis Gustavo Rivera Seijo, alias el Manco, por la muerte del niño Lorenzo González Cacho en marzo de 2010, ayer testificó la supervisora de investigadores forenses del Instituto de Ciencias Forenses (ICF), Wanda Candelaria, quien identificó documentos del acusado en el patio de la residencia donde ocurrieron los hechos.

Se trata papeles de excarcelación que, supuestamente, se le cayeron al Manco al saltar la verja la madrugada del suceso y que estaban en una bolsa que también contenía un cepillo y una pasta dental.
La bolsa se ocupó el segundo día del crimen, cuando Candelaria regresó por segunda vez a la vivienda tras conocer por voz del patólogo forense que las heridas que presentaba el cuerpo del menor no eran producto de un accidente, sino de un asesinato.

Otro punto sobre el que también indagó fiscalía fue el porqué los forenses no se llevaron la cama como evidencia, a lo que Candelario respondió: “Lo primordial era el cubrecama que tiene la sangre; lo tiene contenida. La sangre percola al mattress. Por eso ocupamos el cubrecama, porque era la fuente de la sangre, no la cama”. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo