Gobierno niega movidas de cierre del BGF

Por Karixia Ortiz Serrano

Tras un día de intriga por conocer si realmente se “cocina” una movida en el Gobierno para atender de inmediato la situación de precariedad en el Banco Gubernamental de Fomento (BGF), en la tarde de hoy el gobernador Alejandro García Padilla junto con la secretaria de la gobernación, Grace Santana, repitieron que se evalúan todas las alternativas, más no está sobre la mesa la privatización de la institución.

En una rueda de prensa en La Fortaleza a eso de las 6:20 de la tarde, los funcionarios enfatizaron que han tenido que repetir lo que por los pasados días han comunicado y tras desde tempranas horas de la mañana de hoy acentuarse el rumor de cierre a las 3:30 de la tarde.

“El cierre del BGF no está planteado en las evaluaciones legales que se están haciendo”, afirmó Santana, descartando por completo las alegaciones vertidas en la prensa del país por los pasados días.

No obstante, quedó en suspenso una postura concreta con relación a la radicación de una legislación que provea un mecanismo para enmendar la ley orgánica del banco para que los activos queden en lo que se conoce como un “bad bank” y “good bank”. Esto sería como una segregación de las cuentas o la creación de una entidad paralela para evitar que las cuentas que se encuentran en “riesgo”, como las deudas, no afecten los demás bienes que puedan estar en mejor funcionamiento, y ahí se incluyen a los recursos humanos. Este acto es uno complejo, que toma tiempo, pero que se ha utilizado en instituciones en crisis financiera.

Otra herramienta que se evita, según comunicaron, es la del síndico, que lo contempla la ley orgánica del BGF. Esto haría que se cumplan con los compromisos económicos, con las deudas y se dispondría de los bienes muebles e inmuebles.

“En lo que se está evaluando, desde el punto de vista legal es para no cerrar el banco, para no tener que llegar a la sindicatura que ya está contemplada en el estatuto de ley”, sostuvo Santana.

Además, el gobernador descartó que se estuvieran realizando movidas con la banca privada realizando movimientos de cuentas a otras instituciones.

“Estamos evaluando todos los mecanismos, todos es todo, para proteger al país, no para cerrar el banco. Para proteger al país”, manifestó el Gobernador.

En términos de cuándo informaría de las acciones a tomar, el primer ejecutivo indicó que sería cuando realmente consideren es el momento oportuno, pese a que tan pronto como en mayo vence un pago que corresponde a la deuda del BGF y cuya suma asciende a más de $400 millones .

No obstante, la presidenta del BGF, Melba Acosta, en comunicaciones escritas descartó la privatización y los “rumores” en torno a la “vida” del banco, y precisó que actualmente la institución respira con $700 millones.

“Si nos convencemos de que cierta legislación es necesaria radicarla, y de que, número dos, es necesaria radicarla en cierto momento en particular, conversaremos con los miembros de los cuerpos (legislativos), se dialoga y si se tienen los votos se presenta”, afirmó al tiempo que precisó que mantiene comunicación tanto con el presidente del Senado, Eduardo Bhatia, y con el presidente de la Cámara, Jaime Perelló, sobre todas las medidas puestas bajo evaluación.

“Sobre muchas de las alternativas que estamos evaluando, sino todas”, indicó García Padilla refiriéndose al diálogo con los miembros de la Rama Legislativa, pues ya “hay varios borradores (de legislación) de distintas alternativas”.

Igualmente, recalcó que, como no hay precedente de esta situación en la localidad, pues tienen que ser cautelosos.

“No puede ser por prisa, ni para ser un show mediático, es si le conviene al pais o no. Es si le conviene al país o no”, indicó el mandatario. Además, precisó que el Gobierno no comunica en concreto acciones que realizará porque tienen que evaluar las “consecuencias” y los efectos que pueda causar cualquier movimiento y “las posibilidades de éxito del país en las cortes ante movimientos como esos”.

De otra parte, sobre la ahora muy mencionada moratoria al pago de la deuda y de los litigios por el impago de la misma, el gobernador enfatizó que eso es uno de los aspectos por los cuales son cautelosos en sus movidas porque también están en el cuadro de las conversaciones los bonistas.

“En esa evaluación de todas las posibilidades legales, estamos sentados a la mesa con los acreedores del banco y esa negociación podría dar paso a una moratoria voluntaria, en cuanto al pago que vence en mayo”, apuntó Santana. Si se logran acuerdos voluntarios no se necesitaría legislación, precisó la funcionaria.

Loading...
Revisa el siguiente artículo