Importan derivados de sangre a la Isla para controlar el zika

Por Sarah Vázquez @SarahFVazquez

El Departamento de Salud federal (HHS siglas en inglés) anunció que se está encargando de enviar a Puerto Rico productos derivados de la sangre para asegurar que los suministros nos estén contaminados con el virus del zika.

De hecho, el primer envío de hemoderivados llegó a Puerto Rico el sábado 5 de marzo. La medida se tomó debido a la falta de herramientas para detectar la infección o reducir los patógenos. El riesgo de que el virus se transmita vía sanguínea se da por la evidencia que se ha colectado en los países afectados por el zika fuera de Estados Unidos.   

Los hemoderivados destinados a Puerto Rico serán colectados en áreas en las que aún el virus no ha llegado, de modo que los mismos cumplan con las altas normas de seguridad a las que se ajustan los hemoderivados utilizados en los demás lugares de Estados Unidos.

Los envíos se harán llegar a Puerto Rico a través de la Cruz Roja Americana, de los Blood Centers of America, y de America’s Blood Centers. Luego, los bancos de sangre de Puerto Rico proporcionarán la sangre importada a los centros encargados de hacer las transfusiones.

“Estamos haciendo los preparativos necesarios para importar hemoderivados de áreas no afectadas por el virus del zika, a fin de garantizar un suministro de sangre no infectada a Puerto Rico”, indicó  Karen B. DeSalvo, subsecretaria interina de salud de HHS.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA, por sus siglas en inglés) recomienda que la sangre y los hemoderivados destinados a transfusiones provengan de áreas de Estados Unidos en las que no haya una transmisión activa del virus del zika, hasta que sea posible hacer una prueba de detección del virus del zika a los donantes o se tenga acceso a una tecnología de reducción de patógenos (donde fuere necesaria) de dicho virus. Los bancos de sangre podrán volver a recolectar y preparar plaquetas y plasma si utilizan un dispositivo para la reducción de patógenos aprobado por la FDA. Una vez que haya una prueba de detección para los donantes de sangre y la misma se implemente, los bancos de sangre de Puerto Rico podrán retomar su rutina de recolección de sangre y hemoderivados.

La Administración ha enviado al Congreso ha solicitado una asignación de fondos que asciende a $1.9 mil millones para combatir el virus del zika a nivel nacional e internacional.

Desde que se registró el primer paciente de zika ya van 157 casos del virus en la isla. De los que seis han necesitado hospitalización, 14 embarazadas y un caso de Guillan-Barré.

Loading...
Revisa el siguiente artículo