Niega discrepancias en cartas de recomendación de becados presidenciales

Documentos. Las misivas se enviaron a presidencia meses antes de que se emitiera la convocatoria oficial para competir por la beca presidencial. Más aún, se entregaron antes de identificar las unidades de difícil reclutamiento.

Por Sarah Vázquez @SarahFVazquez

El rector del recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, Carlos Severino, negó que existan discrepancias en las cartas de recomendación que emitió para que tres jóvenes que tienen vínculos con la administración actual recibieran la beca presidencial.

Y es que, según dijo el académico en entrevista radial (WKAQ 580 AM), no entiende que existan irregularidades en el proceso de la recomendaciones porque nunca se estableció una agenda para el proceso de solicitud. “Esas discrepancias yo no creo que las hay. No hubo una hoja de ruta  que estuviésemos esperando. Hay que dejar claro que entre febrero y marzo conversamos esto en la administración central.  A los rectores entonces se le comunica que hay la intensión porque ha habido un dinero que se ha puesto a la disposición”, aseguró Severino, quien gestionó las cartas previo a la comunicación emitida el 3 de julio por el presidente Uroyóan Walker en la desglosa cuáles son las disciplinas de difícil reclutamiento por recinto.

Severino contó que semanas después de la reunión de rectores en la administración central el Instituto de Relaciones del Trabajo le llevó la inquietud de que se avecina un ola de retiros de profesores y fue entonces que se dio la recomendación de Arturo Ríos Escribano, ex asesor de asuntos laborales en Fortaleza y uno de los lideres de la huelga de la UPR durante la pasada administración.

“Como yo sabia que venía la beca presidencial, ya en este momento me comprometo con el estudiantado para someter candidaturas para la beca presidencial y vamos ganando tiempo para que las personas vayan estudiando. Ahí surge la candidatura posteriormente de Arturo Ríos, que llega a mi oficina y se pasa a la presidencia  porque no sabemos cuando va a haber una hoja de ruta, no estamos esperando eso”, insistió.

Sobre la recomendación de Carlos Pagán, quien es un cercano colaborador de Antonio García Padilla, Severino dijo que se hizo bajo la estipulación de la discreción que establece el reglamento. El licenciado es conocido porque laboró con el hermano del gobernador en la Academia Puertorriqueña de Legislación y Jurisprudencia, así como en la recientemente señalada Sociedad Económica Amigos del País. En el Registro Electrónico de la Oficina del Contralor el becario aparece con cuatro contratos desde el 2011; dos con la Administración de Tribunales y otros dos con la Universidad de Puerto Rico que totalizan $19,875. Todos para brindar asesoría y talleres legales. Fue instructor en el Departamento de Gerencia de la Facultad de Administración de Empresas del recinto de Río Piedras.

De hecho, a Pagán se le aprobó $40 mil, la cantidad más alta dada a un becado por año desde el 1996.

La tercera beca otorgada en Río Piedras fue a Mónica Sánchez Sepúlveda, sobrina del presidente de la Junta de Gobierno de la UPR, Jorge Sánchez.
 
La administración del primer centro docente del país entregó ayer al Consejo de Estudiantes de Río Piedras las cartas de recomendación para las becas presidenciales por recintos y el listado de las becas otorgadas del 1996 al presente. De los documentos se desprende que las cartas de recomendación de Río Piedras se anticiparon a la convocatoria oficial por parte de presidencia que establece cual esta la necesidad en cada recinto.  

Loading...
Revisa el siguiente artículo